Ricardo Rivero presenta a un equipo "extraordinario y potente" y un programa para "construir el futuro" de la Universidad de Salamanca

"La pandemia no ha desgastado mi entusiasmo de servir a la USAL", ha destacado el candidato a la reelección como rector

Ricardo Rivero, acompañado por su equipo, durante el acto de presentación de la candidatura al Rectorado en el colegio Fonseca
Ricardo Rivero, acompañado por su equipo, durante el acto de presentación de la candidatura al Rectorado en el colegio Fonseca

Con un Salón de Pinturas del Colegio Fonseca repleto, el rector en funciones de la USAL, Ricardo Rivero, ha presentado en la tarde de este martes a su equipo y un avance del programa de cara a las próximas elecciones.

De “excelente y potente” ha calificado Rivero al equipo que lo acompañará a las elecciones al Rectorado que se celebrará el 30 de noviembre en primera vuelta y que en este momento “ocupa responsabilidades de Gobierno en la Universidad de Salamanca”, a la vez que mostró su agradecimiento a la comunidad universitaria por la confianza que les han dado en estos años al frente de la USAL.

Con este acto ha comenzado este equipo la presentación de su programa para los próximos cuatro años, haciendo públicas las principales medidas destinadas al personal docente e investigador, PAS, para los estudiantes, transparencia y buen gobierno, etc. Son más de 80 páginas de un programa que se hará público en los próximos días y “en el que llevamos mucho tiempo trabajando intensamente en ello”. Así arranca su campaña al Rectorado bajo el lema ‘Construyendo futuro’.

Entre ellas, se continuará aumentando el número de personal funcionario, promocionando a los profesores, reducirán la carga laboral, desarrollarán la carrera laboral del PDI y equiparar los derechos del PDI laboral y funcionario, así como medidas de promoción e incremento de la retribución del PAS laboral y funcionario.

“Vamos a corresponder a los estudiantes que vienen a la Universidad de Salamanca con una serie de inversiones y de apuestas presupuestarias, como eliminación de las tasas propias, aumento de los espacios de estudio e instalaciones eléctricas como en becas de inserción laboral por importe de un millón y medio de euros”, ha explicado el rector en funciones

Además se va a reconocer los tramos docentes y propiciar los grados internacionales con otras universidades, así como “seguir apoyando a los investigadores en su labor de gestión”.

Entre las medidas más destacadas que recoge el programa está la solicitud de fondos europeos del plan de recuperación por importe de 60 millones de euros. “Queremos traer 60 millones a la USAL para propiciar líneas de financiación de carácter multidisciplinar necesarias”.

“Seguiremos impulsando una universidad responsable socialmente, solidaria y con una agenda sostenible” con la apuesta por las energías renovables, ha añadido Rivero.

“Estamos preparados, por eso la primera semana de este proceso nos presentamos a la comunidad universitaria, decimos quienes somos, cuál es la experiencia que nos avala y cuál es lo que nos proponemos hacer, agradeciendo a la comunidad universitaria su esfuerzo para que todo siga saliendo bien”, ha subrayado.

Rivero también se ha referido a la pandemia del COVID y a cómo ha afectado al día de la USAL. Desde el inicio del presente curso, ha informado, solo se han registrado cuatro casos positivos, con lo que la incidencia “es baja”

Ha aludido a las numerosas medidas puestas en marcha y ha resaltado que la pandemia “no ha frenado nuestro propósito de desplegar todas las oportunidades en todos los sectores de la sociedad universitaria” y “se ha avanzado” e “incrementado las cifras e indicadores, el número de estudiantes, de proyectos, acciones de promoción…”.

Además “hemos sido tal vez la universidad que ha logrado un mayor índice de presencialidad en el curso más exigente y difícil” con el “esfuerzo de toda la comunidad universitaria”. Todo “un reto”, que “con el esfuerzo de tantas personas logramos”.

Rivero ha destacado que él es “compañero, profesor, no soy nada más que una persona más de la comunidad universitaria, pero con muchas responsabilidades” para lo que “hace falta tener una actitud inequívoca de disposición”.

Ha asegurado que durante estos meses ha pensado mucho si sus condiciones y actitudes eran las precisas para afrontar estos cuatro años de gestión, porque “hay que estar en las condiciones apropiadas”.

“La pandemia no ha desgastado mi entusiasmo por servir a la universidad, sino que lo ha aumentado. La adversidad no ha minado mi voluntad de seguir contribuyendo a que la USAL siga progresando como hasta ahora. Si no sintiera eso, no estaría aquí”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído