​Rivero confirma que el curso académico de la Universidad de Salamanca empezará en octubre: “Hemos sido y seremos prudentes”

El rector recordaba que el curso se desarrolla desde octubre hasta julio, por lo que si se tomasen decisiones de algún tipo “podrían afectar de aquí a un año”, insistiendo en que cada facultad ha desarrollado diferentes modelos que permitirán la docencia en el caso de que la situación epidemiológica empeorase drásticamente

 Ricardo Rivero
Ricardo Rivero

“Adoptaremos las medidas que sean necesarias y trabajaremos con las autoridades de referencia. Estaremos preparados para todos los escenarios, también en los más difíciles, pero el curso académico de la Universidad de Salamanca comenzará en la fecha prevista”. Así de tajante se ha mostrado el rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero, al ser preguntado por la posibilidad de que el inicio del curso académico se retrase si la situación epidemiológica empeora drásticamente.

Y es que el rector recordó que la USAL ha sido “una de las universidades más prudentes a la hora de fijar el inicio de su curso académico”, estando este previsto el 1 de octubre salvo en ciertas facultades como las biosanitarias, que sí que adelantan esta fecha a principios de septiembre.

Sea como fuere, la Universidad de Salamanca “nunca va a poner las cosas peor” y la llegada de estudiantes, prevista este año en gran medida y que siempre es “una noticia necesaria” para la ciudad, implicará que el Estudio salmantino sea igual de responsable que los es siempre, valoraba el rector, priorizando la salud de la comunidad universitaria y de la sociedad salmantina por encima de cualquier otra cosa.

Esta responsabilidad se mantendrá en el tiempo, proseguía Rivero, quien indicaba que ya la decisión de iniciar el curso académico más tarde que la gran mayoría de universidades había supuesto un ejercicio de prudencia buscando el bien de todas las personas que se podrían ver afectadas.

Así, si la situación epidemiológica empeorase, se adoptarían las medidas que fueran necesarias y que seguirían los formatos desarrollados por cada facultad pero, con total seguridad, “seguiríamos prestando un servicio necesario” como son la docencia o la investigación.

“Somos y seremos prudentes y no vamos a poner las cosas peor, pero no vamos a parar”, continuaba el rector, apuntando que las decisiones que se tomasen ahora podrían afectar “de aquí a un año” puesto que el curso académico se prolonga desde octubre hasta julio, por lo que se ha de pensar en todo este tiempo para no dificultar la situación de la comunidad universitaria.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído