Rivero no descarta un cribado masivo a los estudiantes tras la Navidad “si detectamos riesgo en áreas concretas”

El rector ha pedido esperar para ver la evolución de la pandemia durante las vacaciones de invierno, y ha señalado que la USAL tiene recursos propios para realizar dichas pruebas en el caso de que fuera necesario

Tradicional encuentro del rector con los medios para hacer balance del año.
Tradicional encuentro del rector con los medios para hacer balance del año.

Todos los expertos coinciden en que la Navidad puede dar pie (o inicio) a una tercera ola de COVID-19. En fechas donde las reuniones son constantes, mantener las medidas de protección y seguridad se antoja como factor clave para contener la expansión de la pandemia y evitar un repunte de casos. Pero esos mismos expertos creen que, como ocurrió a finales de verano, la relajación de las medidas será un hecho y, por lo tanto, conllevará un aumento de la incidencia.

Sobre esto mismo fue preguntado en rueda de prensa el rector de la Universidad, Ricardo Rivero. En concreto, se le cuestionó sobre si el Estudio salmantino baraja la posibilidad de realizar un cribado masivo tras la vuelta de las vacaciones. Y Rivero no lo descartó, pero señaló cuáles son los requisitos.

Lo primero que hizo el rector fue pedir esperar a ver cómo evoluciona la pandemia durante las navidades, ya que hasta no se sepa si el aumento se produce, no se podrán realizar pruebas para detectar los casos. Además, recordó que la Junta de Castilla y León ha tomado y tomará diversas medidas, como el estudio de las aguas residuales de los centros, para conocer con exactitud la profundidad de la enfermedad.

Pero Rivero aseguró que “si detectamos riesgo en áreas concretas” sí que se realizará un cribado masivo a los estudiantes que puedan estar afectados. Unas pruebas que ya se realizaron en el mes de septiembre en los colegios mayores de la USAL tras el aumento de casos en los mismos y que, como entonces, se realizarían con recursos propios del Estudio salmantino.

Posteriormente, en rueda de prensa, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguraba que por parte de la Junta no se realizarán cribados masivos a estudiantes por parte del Sacyl y que la manera de proceder será como hasta ahora, con la realización de pruebas si se es contacto estrecho de un positivo.

Cartas a los estudiantes con un comportamiento irresponsable

Por su parte, la vicerrectora de Estudiantes, Celia Aramburu, indicó que desde la USAL se manda cartas a los estudiantes que tienen un comportamiento irresponsable y que son denunciados por la Policía Local (u otras autoridades) por incumplir las medidas de seguridad.

Sin una cifra exacta de cuántas misivas se redactas, suelen ser unas 20 por semana. El rector, eso sí, matizaba que si se detecta que el comportamiento irresponsable pone en riesgo a un gran número de personas o que el mismo se da en el ámbito universitario es cuando se tramita una apertura de expediente que incluso puede acarrear la expulsión de la USAL.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído