La Universidad Pontificia despide a sus alumnos americanos

13 jóvenes procedentes de la Universidad de Duquesne, en la ciudad de Pittsburgh, han pasado 6 semanas en España en los que, además de perfeccionar su castellano, han visitado distintas ciudades y conocido la cultura y costumbres españolas

 Despedida a los alumnos de la Duquesne University en la UPSA
Despedida a los alumnos de la Duquesne University en la UPSA

La Universidad Pontificia ha despedido en la mañana de hoy a 13 alumnos norteamericanos de la Universidad de Duquesne, en Pittsburgh, Pensilvania. Estos jóvenes han pasado 6 semanas en la ciudad salmantina donde han perfeccionado su castellano y han conocido la cultura y costumbres españolas. Por ello, la UPSA les ha entregado un diploma que lo acredita y que les servirá como recuerdo.

Como ha explicado a SALAMANCA24HORAS su profesora de Lengua, Literatura y Cultura Española en su universidad de origen, Rebecca Mason, todos vinieron conociendo la lengua desde “hace al menos un año”, si bien con diferentes niveles. Rebecca cree que todos los alumnos han disfrutado mucho de la experiencia, y se marchan con un grato recuerdo de Salamanca “y de los profesores”.

Bethany, una de las alumnas, valoró muy positivamente su experiencia, asegurando que “todo ha ido muy bien”, y también opina que todos los estudiantes se han divertido con todas las actividades, en especial las culturales. Bethany quiso destacar la visita todos los museos, donde pudieron aprender mucho de la cultura española.

La alumna de Duquesne también resaltó la excursión que realizaron a Santiago de Compostela, donde le impresionó que la mayoría de la gente “hablase gallego”, ya que no lo entendían. Bethany además visitó Valencia, ciudad que le impresionó ya que “todo salió muy bien”. Al ser preguntada, no duda en que volverá a España, ya que además de las ciudades que conoce, quiere visitar Andalucía.

Otra de las cosas que quiso destacar de Salamanca fue la fiesta, ya que han podido conocer la cultura de “las tapas y las terrazas”, algo que no existe en Estados Unidos. Además, como aquí si tienen edad legal para beber (en Estados Unidos son los 21 años), Bethany explicó que es beneficioso ya que aprenden a hacerlo con moderación y, cuando obtengan la mayoría de edad en Norteamérica, no beberán sin control, “un gran problema en las universidades, porque muchos beben sin saber cómo hacerlo y sin asistencia”.

Pese a todo Bethany aseguró que tampoco “han salido mucho de fiesta”, ya que no tenían mucho tiempo y no les gustaban mucho las discotecas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído