​La Universidad de Salamanca se adhiere al reto Urban Mobility Challenge 2020 para conmemorar la Semana Europea de la Movilidad

El concurso, de un mes de duración y en el que participan universidades de toda España, promueve los desplazamientos sostenibles y seguros de la comunidad universitaria  

4 Comentarios

 198689
198689

La Universidad de Salamanca, a través de la Oficina Verde, se suma en el mes de septiembre a la competición Urban Mobility Challenge 2020 coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, que se celebrará del 16 al 22 de este mes. Se trata de un reto de un mes de duración en el que universidades de toda España competirán junto a sus estudiantes, PDI y PAS por ver quién recorre más km. de forma sostenible.

La iniciativa persigue motivar a la comunidad universitaria a desplazarse de una forma más sostenible y segura (en bicicleta, andando, transporte público y coche compartido) y, además, a cambio, los participantes tienen la posibilidad de ganar multitud de premios.

Gracias a una aplicación móvil y una plataforma web se contabilizarán los kilómetros recorridos y se calcularán las emisiones de CO2 de cada participante para después incluirlo en un ranking general de universidades.

Semana Europea de la Movilidad 2020

El tema elegido por la Comisión Europea para la campaña de este año 2020 es “Por una movilidad sin emisiones”. Esta temática refleja el ambicioso objetivo de alcanzar la neutralidad en las emisiones de carbón para el año 2050, recogido en el Pacto Verde Europeo, al que la Universidad de Salamanca también desea unirse.

A través de diferentes iniciativas promovidas por la Oficina Verde, la USAL quiere concienciar a la comunidad universitaria sobre la importancia de utilizar sistemas de transporte de cero emisiones, sostenibles y saludables, como ir a pie o en bicicleta, y tal y como resalta la Comisión Europea, promover un sistema accesible e inclusivo para todas las personas.

Las emisiones del sector del transporte en su totalidad han aumentado un 28% entre 1990 y 2018, lo que subraya la necesidad urgente de fomentar soluciones climáticamente neutras para el transporte de las zonas urbanas.

Según el Acuerdo de París, cuyo objetivo es mantener el calentamiento global en un umbral de 1,5 grados, es fundamental lograr la neutralidad de carbono para el año 2050. Esta neutralidad se puede alcanzar con diversos métodos, entre ellos la reducción de emisiones de carbono gracias a la aplicación de soluciones que generen bajas emisiones y emisiones cero para el transporte particular y el público, además del uso de la bicicleta y los desplazamientos a pie. Según las últimas estimaciones, cerca del 80% de la población mundial vivirá en zonas urbanas en 2050, por lo que las ciudades constituyen el marco idóneo para poner en práctica estos planes. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído