​La Universidad de Salamanca hará test serológicos voluntarios a toda la comunidad universitaria antes del inicio del próximo curso

Así lo han señalado el rector de la USAL, Ricardo Rivero, el decano de Farmacia, Antonio Muro, y la vicerrectora Purificación Galindo. Las clases comenzarán el 1 de octubre salvo para los alumnos de Medicina o Farmacia, que volverán a las aulas en septiembre 

 3260057
3260057

La Universidad de Salamanca realizará test serológicos voluntarios a toda la comunidad universitaria antes del inicio del curso, para conocer si la comunidad universitaria tiene anticuerpos del Covid-19, tal y como han informado al mediodía de este lunes, 22 de junio, el rector Ricardo Rivero, la vicerrectora Purificación Galindo y el decano de la Facultad de Farmacia, Antonio Muro.

El test será voluntario y se realizará antes del inicio del próximo curso académico, ya que la intención de la Universidad de Salamanca es regresar a las clases presenciales de la forma más segura posible. La estimación del decano de Farmacia es que si el 70% de la comunidad universitaria se somete al test serológico, se hagan unas 20.000 pruebas.  "El objetivo en conocer cuál ha sido y cómo es la situación epidemiológica de esta terrible pandemia y ver si la movilidad de los estudiantes guarda relación con esta infección", siempre bajo la protección de los datos.

"Nuestro objetivo es afrontar la docencia del próximo curso de manera presencial segura". Para ello se pone en marcha un proyecto de investigación coordinado por el profesor Antonio Muro en el que participan las facultades de Farmacia, Medicina, Enfermería y Fisioterapia, el IBSAL y el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

Como explicó el decano de Farmacia, este proyecto de investigación -DIANCUSAL- se realizará en cuatro fases, comenzando las dos primera a mediados de julio, fases piloto que se realizarán a los profesionales del Campus Biosanitario, en torno a unos 600; posteriormente serán también los alumnos de este campus que comienzan antes las clases y en una última fase al resto de la comunidad universitaria, PDI, PAS y resto de facultades.

Antonio Muro indicó que se comenzará con una toma de muestras -de carácter voluntario-, y serán seis los equipos multidisciplinares -médicos, farmacéuticos y enfermeros- los que participen en la extracción  de sangre y en el proceso de análisis que realizará un robot automatizado del Servicio de Microbiología. La financiación de este proyecto -el primero de una universidad española de estas características- corre a cargo de la Universidad, que llevará la modificación presupuestaria al próximo Consejo de Gobierno.

Además, el rector ha indicado que las clases comenzarán el 1 de octubre salvo para las facultades Biosanitarias, como Farmacia, Biología, Enfermería o Medicina, que volverán a las aulas el 9 de septiembre. "Será un comienzo escalonado, progresivo y modular", han afirmado en la rueda de prensa.

En el encuentro con los medios el rector ha estado acompañado por Luis González, gerente del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; Purificación Galindo, vicerrectora de Ciencias de la Salud, Gestión de la Calidad y Política Académica de la USAL; Rogelio González, director del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca; Pedro Gómez de Quero, director Médico del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; Antonio Muro, coordinador UIC Enfermedades Infecciosas y Tropicales y decano de la Facultad de Farmacia de la USAL; Juan Luis Muñoz, jefe de Servicio de Microbiología y Parasitología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; Francisco Javier García, decano de la Facultad de Medicina de la USAL; y Fausto José Barbero, decano de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la USAL. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído