La Universidad de Salamanca inviste como doctores honoris causa a la antropóloga Rita Segato y al neurofisiólogo Norberto G. Cairasco

Durante el acto, el rector Ricardo Rivero ha agradecido a los protagonistas su compromiso con el progreso social y humano

Comunicación Universidad de Salamanca

0 Comentarios

Ceremonia de investidura de los nuevos "Honoris Causa"
Ceremonia de investidura de los nuevos "Honoris Causa"

La antropóloga argentina Rita Laura Segato y el neurofisiólogo colombiano Norberto García Cairasco se han incorporado en la mañana del 28 de junio al Claustro de doctoras y doctores de la Universidad de Salamanca en un solemne acto presidido por el rector Ricardo Rivero, quien les agradeció su compromiso con el progreso social y humano.

Para el rector, la sesión de hoy demuestra la vocación iberoamericana de la Universidad de Salamanca, “distinguiendo a una mujer y un hombre nacidos en América”, que personifican en sus obras y aportaciones la ciencia y el progreso humano. “Ambos reflejan el paradigma de quien dedica su vida y esfuerzos a ayudar con la inteligencia a los demás, con aportaciones aparentemente distantes, pero en realidad convergentes en el común afán por superar las adversidades, individuales y colectivas”, indicó.

Rivero agradeció a Segato su defensa constante “de quienes son marginados, las víctimas del prejuicio y la exclusión”. “Gracias por reivindicar a las mujeres, por liderar causas necesarias y denunciar la pasividad de los poderes públicos en circunstancias dramáticas, los feminicidios. Gracias por dedicar su labor académica, la escritura, a encontrar modos de decir que los pueblos indígenas, los presos, los pobres de América merecen el mismo respeto que el más poderoso de los hombres de la tierra”, subrayó.

En este acto compartido de las ciencias sociales y humanas con las neurociencias, como ha sido la sesión académica celebrada hoy en el Paraninfo, el rector consideró que el nombramiento como doctor “honoris causa” de García Cairasco no sólo es “un hito” que sitúa al Estudio salmantino “en la vanguardia del reconocimiento de la investigación neurológica”, sino que además expresa “la estima por una trayectoria marcada por la proximidad con el humanismo”.

Ceremonia de investidura de los nuevos "Honoris Causa"
Ceremonia de investidura de los nuevos "Honoris Causa"

Ceremonia en latín

La ceremonia, siguiendo el ceremonial en latín, ha permitido reconocer la labor docente e investigadora de la profesora Segato, “un referente a nivel mundial por sus investigaciones sociológicas y antropológicas, sobre todo en el ámbito latinoamericano”, según explicó en su discurso la profesora de Derecho Procesal Inmaculada Sánchez Barrios, que actuó como madrina.

Rita Segato es la décima doctora “honoris causa” por la Universidad de Salamanca, desde que se invistiera a Teresa de Jesús en 1922. La directora de Igualdad subrayó el fuerte impulso dado por el actual Rectorado en la concesión de este título, que ha sumado siete distinciones en los últimos cuatro años.

Sánchez Barrios enumeró la “fascinante vida y obra” de la profesora Segato, cuyas investigaciones destacan por “la profundidad y el rigor académico, pero que han sabido llegar al gran público. “Es fascinante la vida y la obra de la profesora Segato, su “verbo” apasionado y su “actio” decidida, su defensa de las personas que se encuentran en una posición de mayor desventaja o en una posición diferente”.

En su discurso de aceptación, Segato consideró este doctorado “honoris causa” por la Universidad de Salamanca como un firme “respaldo a  las causas que defiendo, y me protege de las muchas veces en que, por defenderlas, me he visto maltratada e inclusive amenazada en la calle y en la universidad también”.

Citó a los escritores Claude Lévi-Strauss y Miguel de Unamuno como referentes del “viaje de mis textos” y reivindicó la importancia de las Humanidades, disciplinas que, “lejos de ser las más frágiles y poco relevantes, como muchas veces las agencias que distribuyen los recursos de investigación nos quieren hacer creer, son extraordinariamente potentes, pues, con su tarea de dar nombres organizan la experiencia colectiva, sientan la grilla de la visión de mundo de una época y formatean la dirección futura de la historia”.

“Ellas son las disciplinas que dan forma y diseño a la realidad y, por eso, tienen la capacidad de orientar el camino de las gentes hacia un horizonte más benigno”, apostilló.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído