La Universidad de Salamanca promociona a más de 250 trabajadores del personal de administración y servicios en el periodo 2018/21

En el caso del PAS laboral se ha acordado el aumento retributivo del complemento de turnicidad, que afecta a 160 trabajadores

9 Comentarios

Fima de uno de los acuerdos. USAL
Fima de uno de los acuerdos. USAL

El periodo 2018/21 se cierra con el final de las promociones laborales, una serie de acuerdos en materia de organización del trabajo y la mejora de distintos procesos internos relacionados con el personal de administración y servicios (PAS) de la Universidad de Salamanca, entre ellos los relacionados con buenas prácticas y los procesos de transparencia.

Las negociaciones entre la Gerencia y los representantes de todos los sindicatos permitieron lograr un acuerdo básico sobre promoción del personal funcionario, firmado en el curso 2018/19, que ha servido de base para el desarrollo de las políticas de personal desde entonces. Y a comienzos del curso 2019/20 se alcanzó un acuerdo regulador sobre representación sindical, del que no había precedente, para establecer las garantías de acción y representación.

En materia de plantilla, en el periodo 2018-2021 se han promocionado numerosas plazas y personas. En total, desde 2018 se han promovido a más de 200 funcionarios, lo que supone un 45% del total. En el caso del personal laboral se han promocionado 54 plazas, y 73 trabajadores interinos se han estabilizado o están en proceso de estarlo.

Carrera horizontal

Otro hito destacado ha sido el establecimiento de la carrera horizontal para el PAS funcionario, incorporando un nuevo complemento retributivo basado en una estructura de tramos de antigüedad y en la evaluación del desempeño profesional. Este nuevo complemento, actualmente en fase de ejecución y aplicación, fue aprobado por unanimidad en Consejo de Gobierno, contando con el informe favorable y unánime de todas las organizaciones sindicales

En el mismo periodo, y como resultado de las medidas adoptadas en el ámbito de la seguridad y salud laboral para la lucha contra la pandemia, se ha avanzado en la regulación del teletrabajo, se han agilizado los sistemas de convocatorias de comisiones de servicios y adscripciones temporales y se han flexibilizado los periodos de solicitud de permisos. También se ha culminado el proceso de homogenización de las jornadas de tarde entre el personal funcionario, regulado de forma transparente el proceso de concesión del complemento de productividad, y generalizado el derecho retributivo del sexenio a los trabajadores laborales interinos.

En el caso del PAS laboral se ha acordado el aumento retributivo del complemento de turnicidad, que afecta a 160 trabajadores, lo que supone un importante incremento respecto a lo establecido en el II Convenio Colectivo, que ha sido informado favorablemente, y por unanimidad, tanto por el Consejo de Gobierno como por las organizaciones sindicales presentes en la Mesa de Negociación del III Convenio Colectivo. Dicho incremento supone un distribuido a lo largo de los años 2021, 22 y 23.

Por otra parte, se ha iniciado el proceso negociador de la carrera profesional y del III Convenio Colectivo, aportándose desde la Gerencia un impulso proactivo para la mejora del II Convenio Colectivo en el marco de un amplio consenso con las organizaciones sindicales.

Buenas prácticas en gestión

En lo referente al apartado de buenas prácticas en gestión, el cuatrienio termina con la puesta en marcha de la Comisión del Código Ético de la Universidad, la elaboración del Mapa de Riesgos, que constituirá el documento-base para la definición y desarrollo de los planes anuales de auditoría y control interno.

También se ha llevado a cabo la implantación total del proceso electrónico en la contratación administrativa y la dependencia funcional del Servicio de Control Interno y Auditoria del Consejo Social, para garantizar la autonomía e independencia en sus actividades.

En este mismo apartado cabe destacar también que todos los informes de la Intervención y Consejo de Cuentas avalan la política económica de la universidad, su rigor, la solvencia y fortaleza de sus resultados, así como el cumplimiento normativo, y que se han introducido en las bases de ejecución presupuestaria normas de comportamiento ético y de buenas prácticas en desarrollo de políticas de compliance en el sector público.

En esa misma línea de rigor, control del riesgo y transparencia se ha aprobado un protocolo de colaboración entre la Universidad y la Intervención General de la Junta de Castilla y León con el objetivo de que dicha Intervención apoye y refuerce las funciones auditoras del Servicio de Control Interno y Auditoría de la Universidad de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído