La Universidad de Salamanca ya cuenta con su propio libro de estilo para orientar en el buen uso de la lengua española

‘Stylus, estilo de Salamanca’ es una realidad desde este lunes. “No se trata de imponer” puesto que “no hay un uso correcto de la lengua”, pero sí de dar consejos para unificar criterios

Ricardo Rivero, rector de la USAL y Nieves Sánchez, directora del CIE; detrás Luis Barrio Herrero, director del Servicio de Actividades Culturales y José Luis Herrero, director de Cursos Internacionales | Foto: Comunicación USAL
Ricardo Rivero, rector de la USAL y Nieves Sánchez, directora del CIE; detrás Luis Barrio Herrero, director del Servicio de Actividades Culturales y José Luis Herrero, director de Cursos Internacionales | Foto: Comunicación USAL

La Universidad de Salamanca ha dado a conocer este lunes, 16 de junio, su último proyecto en lo referente a la lengua española. De nombre ‘Stylus, estilo de Salamanca’, se trata de una iniciativa que pretender servir a toda la comunidad universitaria para orientar en el buen uso del castellano en la Universidad.

Los encargados de presentar este proyecto han sido el rector, Ricardo Rivero, y la directora del Centro Internacional del Español (CIE), Nieves Sánchez, quien ha resaltado que detrás de ‘Stylus’ hay muchas horas de trabajo de distintos servicios y que, en definitiva, se busca ofrecer “una serie de sugerencias y consejos” para mejorar el uso de la lengua española tanto en la comunicación interna como externa de toda la comunidad universitaria salmantina.

Tal y como ha recordado Nieves Sánchez, desde hace muchos años se conoce al Estudio salmantino como “la Universidad del Español”, y ese ha sido una de las bases de la que han partido los creadores de ‘Stylus’, que creen en el firme compromiso de la comunidad universitaria en tener “el mejor uso posible de nuestra lengua”.

Además, la iniciativa, si bien se centra en la comunidad universitaria salmantina, no descarta llegar más allá puesto que se trata de un proyecto “transversal e integrador” que “no debe entenderse como una serie de normas gramaticales” que afectan a los varios niveles de los registros lingüísticos, sino que “pretender ir más allá” y ofrecer herramientas y recursos a distintos sectores. Por ejemplo se recogen particularidades del léxico científico-técnico, se recogen consejos para presentar la bibliografía o se expresa cuáles son los tratamientos más recomendados entre profesorado y alumnado.

No son obligaciones sino sugerencias y consejos: “No se trata de imponer”

La directora del CIE ha querido dejar claro que el proyecto ‘Stylus’ no busca “imponer o dictar” una serie de normas lingüísticas, sino “sugerir y aconsejar”. Es decir, “reconocemos la absoluta libertad de todos los habitantes para el uso que consideren oportuno” del registro lingüístico en cada una de las ocasiones.

Centrándose también en la comunicación escrita, puesto que es donde más diferencias se pueden encontrar dentro de un mismo contexto, ‘Stylus’ ofrece por el momento 20 recomendaciones “muy breves” con ejemplos prácticos para tratar de orientar y unificar criterios -por ejemplo, en el uso de la palabra universidad-.

También hay un apartado de monográficos con la presentación de referencias bibliográficas o los tratamientos en el ámbito universitario y un apartado de recursos donde se incluyen tres diccionarios en línea generados dentro de la propia USAL así como dos herramientas con la historia tipografía Vitor o con las siglas más frecuentes utilizadas en la Universidad.

Pero todos estos recursos se irán ampliando con el paso del tiempo. De hecho, los creadores de la iniciativa pretenden incluir una nueva sugerencia diaria en los días laborables, lo que supondrá cinco a la semana.

Toda la comunidad universitaria que así lo desee podrá suscribirse a un boletín informativo que, semanalmente, irá informando de estas nuevas sugerencias y novedades que vaya incorporando el sitio web de ‘Stylus’.

En definitiva, ‘Stylus, estilo de Salamanca’, que ha contado con una colaboración “solidaria y entusiasta” tanto de docentes como de personal de la USAL, no busca “criticar o condenar usos lingüísticos”, sino “sugerir y aconsejar en todos los aspectos en los que vayamos viendo que surgen dudas o que hay errores”.

Por ello, Nieves Sánchez ha invitado a toda la comunidad universitaria, también al estudiantado, a participar en el proyecto porque “estamos en el punto de partida y necesitamos ampliar las colaboraciones” y que la iniciativa, que “nace con ambición”, tiene “la única finalidad” de mejorar los usos comunicativos de quienes integran la USAL.

No se moja sobre el lenguaje inclusivo porque “no es un tema unitario”

Por el momento, pese a que ‘Stylus’ está abierto a toda la comunidad universitaria y a todos los sectores de la misma, no se enseñará en los grados ni se ofrecerá talleres para su aprendizaje, sino que todos aquellos que deseen recibir o conocer las sugerencias podrán hacerlo, de momento, a través del sitio web.

Respecto al lenguaje inclusivo, el proyecto no lo aborda ya que “no es un tema unitario”, como ha apuntado Nieves García, sino que hay “distintas propuestas que son variadas” y que pueden diferir tanto en el lenguaje oral como en el escrito. Además, ‘Stylus’ se centra “estrictamente” en el terreno lingüístico, y el lenguaje inclusivo “tiene muchas implicaciones más allá de lo puramente lingüístico”.

“En la lengua manda la mayoría, y sentimos que debíamos darle el espacio adecuado”

Al ser preguntado por los errores gramaticales más frecuentes de los medios de comunicación, el profesor José Luis Herrero Ingelmo, director de Cursos Internacionales, matizó que los medios no cometen errores “sino que utilizan la lengua de una determinada manera”, y concretó que no hay un uso correcto de la lengua porque “el error de hoy es la norma de mañana”.

De hecho, prosiguió afirmando que “en la lengua manda la mayoría” y que “lo que apareció en su momento como algo negativo después se convirtió en norma”. De hecho, en Salamanca es necesario darle “el espacio adecuado a los salmantinismos”, que vienen derivados del leonés como dialecto del latín al ser Salamanca parte del histórico Reino de León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído