La Universidad se sitúa a la cabeza en la recepción de Erasmus con 976 alumnos tras recuperar las cifras prepandemia

La institución salmantina casi dobla los 567 alumnos contabilizados el año pasado e incluso supera los 789 estudiantes que registró en el curso 2019-2020

0 Comentarios

Fachada de la Universidad de Salamanca.
Fachada de la Universidad de Salamanca.

Las cuatro universidades públicas de la Comunidad (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) han recuperado el camino perdido durante la pandemia y las previsiones, a falta de cerrarse los datos de matriculación del segundo cuatrimestre del curso, es que superen las cifras preCovid con la movilidad internacional de los estudiantes. Hasta la fecha, las instituciones académicas ya cuentan con 1.624 alumnos matriculados procedentes de otros países a través del principal programa de movilidad que es el Erasmus+. Una cifra que se incrementará con la llegada de nuevos estudiantes foráneos con el inicio del nuevo año y, que por tanto, superará los 2.000 registrados en el curso 2019-2020. La recuperación de la normalidad, gracias a la buena acogida de la vacunación contra el coronavirus y el descenso de la incidencia, también se refleja en los alumnos que optan por realizar sus estudios en universidades de otros países. Las instituciones de Castilla y León contabilizan la salida de 2.332 estudiantes frente a los 1.919 de hace dos cursos. 

La irrupción de la pandemia redujo drásticamente los intercambios de universitarios en el ámbito de la Unión Europea, hasta que el punto que el curso pasado marcó mínimos históricos. Las universidades de Burgos (UBU), León (ULe), Salamanca (Usal) y Valladolid (UVa) recibieron tan solo un millar de alumnos Erasmus (1.072, en concreto), casi la mitad de los 1.890 del curso prepandemia 2019-2020. Unos números que, prácticamente, se replicaron con los estudiantes salientes, que se quedaron en 1.153 frente a los 1.919 del año 2019-2020. 

La vicerrectora de Internacionalización de la UVa, Paloma Castro, lo resume de una forma muy clara: “Había un interés muy grande y una necesidad de los estudiantes por salir”. De ahí que la tendencia del incremento de los intercambios de Erasmus que se había dado en los últimos cursos y que se truncó con el Covid, ahora se ha recuperado con fuerza. 

Según los datos facilitados por las instituciones académicas a la Agencia Ical, la Universidad de Salamanca continúa a la cabeza en la recepción de Erasmus+ al confirmar este curso la matrícula de 976 alumnos, una cifra que casi dobla los 567 contabilizados el año pasado e incluso supera los 789 del curso 2019-2020. A continuación, aparece la de Valladolid, con 421, que son los que están matriculados hasta ahora, aunque la previsión es alcanzar los 800, con los que formalicen la documentación en el segundo cuatrimestre. Es más del doble que los del curso pasado (362) y por encima de los 746 del año prepandemia.

Las universidades de León y Burgos también presentan mejores datos que en los cursos anteriores. Por ejemplo, la ULE, con matriculaciones del primer semestre, ya ha recibido a 148 alumnos frene a los 96 y 214 de los dos últimos años. En el caso de la UBU, ya se han matriculado 79 alumnos extranjeros, a la espera de las matrículas de la segunda parte del curso, por lo que previsible superar los 114 de hace dos cursos tras el bajón del año pasado, donde solo llegaron 47 Erasmus.

La tónica general es que el número de alumnos salientes sea similar a los que eligen las facultades y escuelas universitarias de Castilla y León, salvo en el caso de la Usal. No en vano, frente al cerca del millar de Erasmus que acudirán este curso a la capital charra habrá 712 que acudirán a otros campus para continuar con sus estudios en el extranjero. En todo caso es un número que dobla los 362 del curso pasado y supera los 591 de hace dos años.

En cuanto a los destinos, hay una coincidencia en las universidades públicas ya que Italia es el lugar preferido para los Erasmus que salen de Castilla y León por el tema del idioma. En el caso de la Usal, los otros países elegidos son Reino Unido, Alemania, Irlanda y Francia. Los universitarios de la UVa también optan por Portugal y Polonia.

El vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca, Efrem Yildiz, aseguró a Ical que la clave de convertir, de nuevo, a la Usal como un campus atractivo para los Erasmus fue el mensaje que lanzó la institución a otras universidades socias sobre la apuesta por la enseñanza presencial y segura en las aulas durante el curso pasado. De ahí que justificar la subida importante del número de alumnos que han llegado o se incorporarán el próximo cuatrimestre al campus salmantino, ya que se ha pasado de los 600 estudiantes de los cursos prepandemia a cerca del millar. 

Además, los atractivos de la ciudad han logrado atraer a más de 21.000 alumnos extranjeros –sin incluir los Erasmus- en los últimos cuatro cursos, repartidos entre grados, másteres y títulos propios. “Una universidad sin vocación internacional no se puede considerar innovadora en todos los sentidos”, sentenció Yildiz. De ahí que el equipo rectoral haga hincapié en la importancia de la internacionalización, que además sirve para fortalecer el espíritu europeo a través de la educación. 

Por su parte, Paloma Castro, de la Universidad de Valladolid, apuntó que la institución está muy interesada en que sus alumnos tengan una experiencia internacional, ya que les enriquece desde el punto de vista académico y personal. La UVa no solo cuenta con los alumnos Erasmus que llegan a sus campus sino también que dispone de los Semestres Internacionales, que ofrecen la oportunidad de cursar un semestre impartido completamente en inglés y en un entorno internacional. Esta iniciativa, que tiene lugar en el segundo cuatrimestre, se dirige a los estudiantes que no tienen un gran conocimiento del inglés y optan por la docencia en inglés. 

Erasmus es un programa de movilidad universitaria europea que permite a los estudiantes continuar su formación en uno de los 34 países participantes, que son los 28 estados miembros de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Noruega, Turquía, Serbia y Macedonia del Norte. En las tres últimas décadas, más de 10 millones de personas han participado en esta experiencia educativa, que se ha convertido en un referente de las políticas comunitarias. No en vano, supone un enriquecimiento en la experiencia formativa de los jóvenes sino que también a nivel personal. 

Precisamente, la vicerrectora de Internacionalización de la Universidad de Valladolid recomienda a los que alumnos entrantes que aprovechen la oportunidad “única” para conocer a otros estudiantes e imbuirse de la cultura y no estar en una “burbuja” relacionándose solo con otros extranjeros. 

Reino Unido

Una de las consecuencias del Brexit será el cese de la participación del Reino Unido en el programa de intercambio Erasmus a partir del curso próximo. De esta manera, este año será el último para que los universitarios puedan estudiar en campus ingleses y que los alumnos británicos lleguen a Castilla y León.

La institución más perjudicada será la Usal ya que, por ejemplo, este curso recibirá a 107 alumnos del Reino Unido mientras que otros 77 se desplazarán a campus británicos. En todo caso, el vicerrector de la Usal explica a Ical que su institución no va a renunciar a sus socios del Reino Unido, por lo que a partir del próximo curso se pondrán en marcha nuevos programas de movilidad e intercambio. 

En el caso de la UVa, llegarán este primer trimestre doce ingleses y saldrán 25. En la de León, con cifras del primer semestre, saldrán 16 con destino a campus británicos y llegará uno solo. Por último, según los datos facilitados por la Universidad de Burgos, dos alumnos tienen destino a Reino Unido y tres llegarán procedentes de Inglaterra.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído