​La USAL comienza un programa de seguimiento del coronavirus que permitirá saber qué pasó en Salamanca antes del confinamiento “y establecer estrategias por si hubiera otro rebrote”

‘DIANCUSAL’ es una campaña de diagnóstico y seguimiento de anticuerpos del COVID-19 entre la comunidad universitaria para determinar la incidencia de la enfermedad. Se trata, además, de una nueva colaboración institucional

 58a5c674 f8b3 4ef1 9368 7550cb232542
58a5c674 f8b3 4ef1 9368 7550cb232542

La Universidad de Salamanca ha presentado en rueda de prensa uno de sus grandes proyectos de este año. Se trata de ‘DIANCUSAL’, que tiene el objetivo de determinar la incidencia de la infección por COVID-19 en el colectivo de PDI, PAS y estudiantes del Estudio salmantino mediante la realización de una encuesta clínico-epidemiológica, así como y la determinación de anticuerpos anti-COVID-19 mediante pruebas de serología.

Un proyecto “singular”, como reconocía el rector de la USAL, Ricardo Rivero, que además es una gran muestra del “esfuerzo conjunto” de varias instituciones -participan, además de la USAL, el IBSAL, el CAUSA, el Sacyl y la Consejería de Sanidad- para “comprender cómo se está desarrollando la situación sanitaria y proteger la salud de la comunidad universitaria”, explicaba.

Como parte del proyecto, la gerente de Salud del área de Salamanca, Manuela Plaza, valoró que se han vivido “meses duros” y confió en que la nueva normalidad se mantenga con “cautela” pero conservando la “ilusión en iniciativas como las que hoy se presentan”.

Iniciativas que sirven para dar un poco de luz a la pandemia que se ha caracterizado por el “desconocimiento” del virus causante del COVID-19, el SARS-CoV-2. “Ha sido de la propia experiencia de la que hemos tenido que aprender”, proseguía Plaza, reflejando lo necesario de la investigación y la práctica diaria para determinar los perfiles, los grupos vulnerables, el proceso de transmisión y contagio o las secuelas clínicas.

Así, el proyecto ‘DIANCUSAL’, que es “digno de elogio”, afirmaba la gerente de Salud del área de Salamanca, permitirá continuar aprendiendo de la enfermedad y conocer la prevalencia del virus en un segmento poblacional con unas características particulares, como es la comunidad universitaria. Un colectivo “que no se consideró de riesgo al principio pero que se ha constatado, con posterioridad, que es un elemento preocupante por sus características asintomáticas”.

Los datos que se obtengan permitirán conocer la situación epidemiológica de la comunidad universitaria, algo “fundamental” para adaptar los planes de contingencia y de contención “presentes y futuros”. Manuela Plaza también puso en valor la participación del Sacyl y destacó el carácter multidisciplinar del estudio, indicando que algo bueno que ha tenido la pandemia ha sido “la unión de todos los profesionales y el trabajo en equipo, que no debe perderse”.

El trabajo permitirá conocer por qué Salamanca tuvo tanta incidencia del COVID-19

Por su parte, Luis Ángel González, gerente del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (CAUSA), señaló lo especial del encuentro y aseguró que ‘DIANCUSAL’ es “un compromiso de la Universidad de Salamanca con la sociedad”. Un compromiso y una voluntad de ayuda que ha notado en todo el Estudio salmantino, empezando por su rector.

Igualmente, como gerente del CAUSA, recordó los momentos duros que se vivieron en el Hospital en los meses de marzo y abril. Momentos en los que “cualquier ayuda era buena” y donde recibió un gran apoyo de la USAL, manteniendo una estrecha colaboración que se se materializó en la utilización del Colegio Arzobispo Fonseca como recurso sociosanitario y con la realización de test PCR.

“Ahora, con ‘DIANCUSAL’ se da un paso más”, aseveró Luis Ángel González, puesto que el mismo es posible gracias al trabajo en equipo de profesionales del CAUSA junto a los voluntarios de las facultades que permitirán “conocer y comprender el comportamiento del COVID-19 en el colectivo universitario”.

Además, el gerente del CAUSA indicó que el trabajo podría permitir descifrar por qué Salamanca tuvo tanta incidencia de la enfermedad y saber si fue por la movilidad de los estudiantes cuando Madrid cerró sus universidades o si pudo ser por los diferentes actos que se celebraron en la provincia (como la Copa de la Reina) cuando el virus ya estaba en circulación.

Por último, Luis Ángel González quiso recordar a todos sus compañeros que han estado en primera línea trabajando y luchando contra el virus así como a los familiares de quienes han perdido a alguien, y apuntó que aunque se puede haber ganado una batalla, para nada de ha ganado una guerra que “continúa”. Por ello, “debemos seguir con las medidas de prevención”, desde la distancia social hasta el uso de mascarillas y el lavado de manos.

“Es un orgullo decir que somos un punto de encuentro”

También estuvo presente en la rueda de prensa Rogelio González, director del IBSAL (Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca), que agradeció a la Universidad de Salamanca, a su equipo rectoral y a la Junta de Gobierno que hayan apostado “de manera clara y definida por un proyecto tan importante como este” que permitirá obtener datos de qué pasó en Salamanca antes del confinamiento “y establecer estrategias por si hubiera otro rebrote”.

Asimismo, mostró su agradecimiento a Antonio Muro, decano de la Facultad de Farmacia, el “alma que está detrás de este proyecto” y que ha movido a colaborar a las más de 100 personas que están involucradas en ‘DIANCUSAL’.

Ec4doa4XoAAA5n5

Rogelio González reseñó que proyectos como este demuestran que el IBSAL es un “punto de encuentro” que nació con el objetivo de cómo mantener la salud de las personas y diagnosticar lo antes posible a las enfermas.

Además, el director del IBSAL mostró su congratulación porque casi toda la sociedad salmantina sale a la calle con mascarilla, algo que es importante resaltar porque “si todos remamos en la misma dirección, conseguiremos éxitos”.

Tras él tomó la palabra Antonio Muro, que además de agradecer las palabras de Rogelio, afirmó que ‘DIANCUSAL’ es “un proyecto de todos, de colaboración” y servirá para conocer más al virus, insistiendo en que la ciencia “va paso a paso” y no funciona de la manera que muchos desean -obteniendo una vacuna o tratamiento en pocas semanas-.

El decano de la Facultad de Farmacia puso en valor que en el proyecto esté conformado por voluntarios -más de 100-, lo que además permitirá reducir notablemente los costes del mismo, puesto que sólo se deberá invertir en las pruebas propiamente dichas y en el material fungible. Todo el proyecto será financiado por la Universidad de Salamanca.

Antonio Muro, que también es coordinador de la UIC Enfermedades Infecciosas y Tropicales, definió además ‘DIANCUSAL’ como “un proyecto humanitario del siglo XXI” puesto que permitirá conocer qué nos pasa así como tratar mejor a nuestra salud. Un proyecto “pionero” en todo el mundo, además, porque no hay ninguna otra universidad que esté desarrollando algo igual.

Más de 600 personas serán objeto de estudio

El decano de Farmacia indicó que, si bien había 600 plazas para la comunidad universitaria, se apuntaron más de esa cifra. Así, pocas más de 600 serán objeto de estudio, mientras que el resto podrá apuntarse a las próximas fases que tendrán lugar en septiembre y octubre siempre y cuando la situación sanitaria no empeore drásticamente.

Porque esa es otra cosa que Antonio Muro dejó bien claro. El análisis de las prueba se hará por las tardes para no saturar el sistema del CAUSA y, si hubiera un rebrote importante, “este proyecto esperaría hasta que la situación volviera a la actual”. “Aunque ojalá que eso no ocurra”, puntualizó.

“Cualquier salmantino puede acceder a test diagnósticos”

Respecto a la pregunta de si los universitarios eran unos “privilegiados” por tener acceso a este tipo de pruebas, Ricardo Rivero recordó que “todos los recursos de la USAL han estado y siguen estando a disposición de la sociedad salamantina”, aclarando que los laboratorios de Nucleus han contribuido al análisis de PCR y detección de muchos casos “no sólo de Salamanca, sino también de Ávila”.

Asimismo, se recordó que “cualquier persona de Salamanca puede acceder a los test diagnósticos” siempre y cuando haya un respaldo clínico detrás, porque sin el mismo no es necesario. Y se descartó la necesidad de estudios serológicos para toda la población, ya que el Ministerio de Sanidad sólo los recomienda para estudios científicos.

Ec4doazX0AAIpmZ

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído