Es difícil pasear por las calles de Salamanca y no toparse con un Vítor. Un símbolo derivado del crismón del Bajo Imperio Romano que fue adoptado por algunas universidades, entre las que se encuentra la institución charra, como emblema conmemorativo de quienes obtenían el título de doctor. Sin embargo, con el paso del tiempo ha ido cambiando su significado dedicándolos también a otras instituciones o personalidades importantes que han mantenido alguna relación con la Universidad de alguna manera.

Angélica Viñas, Jaime Bonillo y Lucía Gutiérrez son tres de las personas que integran un grupo de alumnos más amplio llamado CAnaya del Máster de Gestión del Patrimonio Cultural de la Universidad de Salamanca, a los que también hay que sumar otras dos personas del Máster en Diseño de Interior de la Usal . Actualmente el grupo está llevando a cabo un ambicioso proyecto académico que se basa en el estudio y exposición de los vítores teniendo como escenario principal el Palacio de Anaya, actual sede de la Facultad de Filología. El objetivo máximo, dar a conocer el vítor como símbolo, significado y como tradición. O esclarecer su existencia.

?Hemos planteado el Vítor como símbolo de poder y de representatividad social?, aseguran. ?Es, indudablemente, una seña de identidad de la Universidad. Sin embargo, también es tradición?, añaden. Según este grupo, la esencia del Vítor cambió ?en el momento en el que la Universidad lo utilizó también como símbolo de poder dando prestigio a quien se le concedía?. ?Franco utilizaba el símbolo del Vítor, dándole un significado fascista para quien no entienda ni sepa el origen de este símbolo e incluso añadiendo un significado astrológico que le protegía?. ?¿Necesitas el Vítor en la Universidad para ser alguien??, concluyen a modo de reflexión los alumnos a la que pretenderán buscar respuesta en el momento en que realicen la exposición sobre los vítores de la USAL.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído