Reemplazar vacas por caballos frente a un vacío sanitario “no es rentable, porque la ganadería equina cuesta mucho mantenerla”

La Orden publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Castilla y León, la semana pasada, que anima a los ganaderos a la repoblación de caballos mediante una subvención tiene muchas lagunas porque "requiere de unos cuidados mayores que la ganadería extensiva de vacuno" y no se recibe ni la PAC, ni ningún tipo de ayuda económica para su posterior mantenimiento

Yeguada Torrens Galán
Yeguada Torrens Galán

En los últimos años el cambio de estilo de vida es algo que ha repercutido en toda la población mundial debido a una gran pandemia. Pero no solamente ha sido el coronavirus quien ha marcado el ritmo del tiempo, junto a él, aunque de distinta manera, son otras las enfermedades que también han cambiado el rumbo de los humanos, aunque en este caso la enfermedad afecte directamente a los animales.

Hace tres meses, para ser más exactos, el 29 de abril, este medio publicaba un reportaje que se hacía eco de la situación a la que se estaban enfrentando los ganaderos salmantinos, acorralados por la tuberculosis bovina, y obligados por tanto a perder cada vez más animales por el ascenso acelerado de esta enfermedad contagiosa, donde actualmente la única solución frente a un animal contagiado es el sacrificio.

Cabe recordar que la prevalencia en 2022 en Salamanca se ha disparado, alcanzando el 3% en zonas como La Fuente de San Esteban y Ledesma o el 5% en Béjar, según advierte la Asociación de Ganaderos de Salamanca ‘19 de Abril’. Los casos también se han disparado en Guijuelo, Lumbrales y Tamames.

Una situación que se ha vuelto insoportable y que “se les ha ido de las manos. Quieren que matemos las vacas y así acabar con el sector porque muerto el perro se acabó la rabia”, manifestaba Juan Luis Martín Sevillano, presidente de la Asociación de Ganaderos 19 de Abril hace tres meses a Salamanca24horas. Insistiendo también en que “no se están haciendo bien las cosas desde hace mucho tiempo” y que “desde la Junta y los responsables de Sanidad nos dicen que se están tomando medidas, pero sabemos que no es así”.

La respuesta meses más tarde es una “concesión de ayudas para la reposición de reses como consecuencia de su sacrificio en aplicación de programas sanitarios oficiales de enfermedades de los rumiantes”. Una orden publicada por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en el Boletín Oficial de Castilla y León este pasado miércoles, 29 de junio.

Con esta Orden lo que se pretende es “fomentar la compra de animales de la especie equina, que puedan sustituir la explotación de las especies ganaderas ovina, caprina y/o bovina, dado que favorece enormemente el mantenimiento del medio natural, aprovechamiento de pastos y conservación del patrimonio genético, contribuyendo así a la revalorización y desarrollo rural”.

WhatsApp Image 2022 07 05 at 10.40.13 AM (1)
Yeguada Torrens Galán

Al mismo tiempo desde la Consejería de Ganadería hacen hincapié en que los equinos son una especie con “resistencia frente a algunas enfermedades que puede evitar riesgos sanitarios en zonas de elevada prevalencia de las mismas”. Es decir, con el enfoque puesto en erradicar la propagación de enfermedades contagiosas como la tuberculosis o brucelosis bovina, o la leucosis y perineumonía dentro del territorio de Castilla y León.

En este sentido, las ayudas que convoque la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural estarían destinadas a “los titulares de explotaciones de ganado bovino, ovino y caprino para la compra de animales que tenga por objeto la reposición de efectivos en aquellas explotaciones sujetas a programas de control y erradicación de enfermedades de los rumiantes”. Siendo la principal finalidad de estas ayudas la de “incrementar y apoyar la competitividad de la ganadería como actividad central de las zonas rurales, facilitar el mantenimiento de la población en dichas zonas, así como conservar y mejorar el medio ambiente”.

La especie animal objeto de gasto subvencionable, es decir para la que se solicita la ayuda, puede ser distinta a la especie animal sacrificada en la actividad subvencionable. Por este motivo, el ganadero que se ha visto obligado a hacer un vacío sanitario de reses vacunas podría repoblar su explotación con otro tipo de ganado como especies ovinas o caprinas, o en su caso equinas que es lo que principalmente se desea fomentar por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León.

¿Cuándo recibirá un ganadero la subvención?

Según la Orden dictada por el Boletín Oficial de Castilla y León, el 29 de junio de 2022, “tendrá la consideración de actividad subvencionable la compra de animales de reposición de las especies bovina, ovina, caprina o equina por parte de titulares de explotaciones de reproducción de ganado bovino, ovino y caprino, ubicadas en el territorio de la Comunidad de Castilla y León:

- En las que se hubieran sacrificado con carácter obligatorio todos los bovinos, ovinos y/o caprinos existentes en la explotación, como consecuencia del vaciado sanitario ordenado, derivado de pruebas oficiales de la campaña de saneamiento ganadero, o en las que se hubieran sacrificado y destruido animales de forma preventiva como consecuencia de los programas de control y vigilancia de las encefalopatías espongiformes transmisibles.

- En las que, estando situadas en zonas de especial incidencia, se hubieran sacrificado parte de las reses como consecuencia de las actuaciones derivadas de las campañas de saneamiento ganadero para la enfermedad por la cual se declara “Zona de Especial Incidencia”.

- En las que se haya efectuado el sacrificio obligatorio de parte de los efectivos existentes en la explotación, por estar sometidas al programa de erradicación de tuberculosis caprina o a cualquier otro programa sanitario oficial para rumiantes.

- En las que se hubiera efectuado el sacrificio obligatorio de todos o parte de los animales de la explotación por motivos epidemiológicos graves.

En el caso de que la repoblación de especies sacrificadas se haga con ganado equino, las ayudas recibidas serán de hasta a 270 euros por animal reproductor adquirido de la especie equina de entre 12 meses y 24 meses, o de 390 euros por animal reproductor adquirido de la especie equina de entre 24 meses y 5 años.

WhatsApp Image 2022 07 05 at 10.40.13 AM (2)
Yeguada Torrens Galán

El plazo para la realización del gasto subvencionable finalizará el 31 de julio del año de la correspondiente convocatoria, aunque cabe destacar que únicamente “se considerará gasto subvencionable la compra de animales de las especies bovina, ovina, caprina y equina por parte de los titulares de explotaciones de reproducción de ganado bovino, ovino y caprino, destinados a reponer los animales cuyo sacrificio hubiese sido ordenado con carácter obligatorio”.

Para conocer cuáles son los beneficios reales de la cría de ganado equino, su rentabilidad económica, y sobre todo conocer ha caído la noticia entre los ganaderos de caballos, hablamos con el propietario de la Yeguada Torrens Galán, Domingo Torrens, ubicada en el municipio de Fuenteguinaldo, y dedicado a la cría de equinos desde hace más de 20 años.

P.: ¿Cuáles son los beneficios de la cría de caballos en este sentido?

R.: La idea de fomentar la compra de animales de especie equina es una apuesta interesante y necesaria para el mantenimiento del ecosistema y de las razas autóctonas y puras españolas en Castilla y León, y en Salamanca. Un entorno de ganadería extensiva con gran importancia significativa, porque el caballo siempre ha estado vinculado a la dehesa.

P.: ¿Sería realmente rentable la repoblación de ganado equino con estas ayudas para ganaderos de otras especies que se acaban de enfrentar a un vacío sanitario?

R.: Realmente no, la ganadería equina cuesta mucho mantenerla, requiere de unos cuidados mayores que la ganadería extensiva de vacuno por el tipo de cercado, por ejemplo. Porque los cercados no están tan adaptados a los caballos, hay una serie de cuestiones que se han orientado hacia la cabaña bovina, y al ganado equino se le ha dejado de lado, no se ha pensado en él.

Esta subvención en otras comunidades ya se ha implantado, destinada a animales de cría o de compra, donde a los tres años se les da una ayuda, pero no creo que esa cantidad motive a que haya más ganaderos de equino, porque estas medidas siempre van sujetas a otro tipo de condicionantes.

P.: ¿Cómo están recibiendo los ganaderos de equinos esta noticia? ¿Sería esto un aumento de competencia favorecida?

R.: Los ganaderos de caballos no recibimos ni PAC ni ningún tipo de ayuda. En ese sentido, personalmente me muestro muy escéptico. Nunca hemos tenido ninguna ayuda porque la cría de caballos se ve como algo más de élite, por eso es la gran olvidada.

En cuanto a que este tipo de subvenciones puede suponer una competencia, realmente no lo creo, porque los ganaderos de vacuno son de vacuno y transformarse al equino lo veo complicado, ya que porque se requieren muchos requisitos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído