El Club Deportivo Guijuelo cuenta en su casillero con cinco puntos de quince posibles. Un bagaje muy pobre para un equipo que debería pelear por los puestos de acceso a la Liga PRO.

Por ello, el equipo dirigido por Jacobo Montes necesita mejorar su imagen a domicilio (cero puntos y seis goles encajados entre Zamora y Santiago de Compostela) y sumar tres puntos que les metan de lleno en la zona media de la tabla.

Este domingo, a partir de las doce de la mañana, el Guijuelo visitará O Vao para enfrentarse al Coruxo. Los gallegos con colistas, con un solo punto y sin haber estrenado su casillero de goles a favor en los primeros cinco partidos.

El técnico gallego tiene pasado en el Coruxo pero sabe de la importancia del partido. “Tengo, dentro de la plantilla y el cuerpo técnico, amigos y gente a la que tengo mucho cariño. Pero hay que dejar los sentimentalismos a un lado; nos jugamos mucho”, afirma Jacobo Montes.

El propio Jacobo tiene problemas en el lateral izquierdo. Kike Pina está sancionado (Dan Ojog y Manu Molina no viajan por lesión) y Razvan tiene pocas opciones de jugar. “Kike no está. Razvan aún no está descartado porque ha trabajado con el grupo aunque limitado. Podemos cambiar el esquema y jugar con tres centrales o adaptar ahí a un jugador”, explica el entrenador chacinero.

El que sí estará será el capitán Jonathan Martín. El experimentado central sabe que su equipo llega con urgencias: "Tenemos que ganar. El fútbol es el presente. Los 300 partidos ya son historia y quedan atrás. La realidad es que tenemos que ganar a un gran rival con números inexplicables. Mantienen el bloque de otros años y sabemos lo difícil que es ganar allí. Creo que tendrán un ultimatum en el banquillo y eso les hará salir con más fuerza. Pero nosotros tenemos que ganar sí o sí".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído