​ENTREVISTA | Ana Suárez, teniente de alcalde: “Ya no es que se intervenga cuando una mujer está siendo maltratada; es que no tiene que haber ninguna mujer víctima de maltrato”

La también concejala de Igualdad de Oportunidades atiende a SALAMANCA24HORAS con motivo de la programación municipal de cara al 8M. El gran objetivo de este año: llegar a los jóvenes y a los barrios

 Ana Suárez(2)
Ana Suárez(2)

El Ayuntamiento, cada vez más, se vuelca con el Día de la Mujer y los actos se extienden más allá del día 8.

Los proyectos y actividades relacionados con la igualdad se desarrollan durante todo el año. Pero sí es cierto que de cara al día 8, durante todo el mes de marzo, hay que hacer actividades específicas y especiales para hacer que el mensaje llegue todavía más lejos. Este año hemos querido insistir en jóvenes y en los barrios.

Los jóvenes son el colectivo que más nos preocupa ahora mismo, porque están desarrollando conductas y creencias que vuelven a estereotipos pasados. Como el entender que los celos en la pareja son normales o símbolo de amor, que el control es una conducta normalizada… Ese tipo de cuestiones que llevan a relaciones de desigualdad que terminan generando situaciones de violencia.

Queremos acercar el mensaje a los jóvenes y en su idioma. Porque les puedes dar charlas o talleres, pero al final, les llega más cuando hablas en su idioma. Y la Batalla por la Igualdad, entendemos que es una buena forma de llegar. De hecho, se ofertaron 24 plazas para el concurso y ya están cubiertas, así que va a ser un éxito.

En lo que a los barrios respecta, hemos tratado de llegar con una representación teatral. Tradicionalmente se hacía un teatro en el Liceo, pero este año hemos optado por hacer cuatro funciones de la obra ‘El timo de la Hada Madrina’, que con el título ya queda claro, y lo llevamos a cuatro centros municipales.

Empezamos el jueves en el CMI ‘El Charro’ y se repetirá cada jueves de este mes de marzo en el Auditorio de Vistahermosa (12), la Iglesia Vieja de Pizarrales (19) y, por último, en el Miraltormes (26). En este último sitio se interpretará también en lenguaje de signos, algo que nos parecía importante para llegar al colectivo con discapacidad auditiva, y esta obra no pierde su esencia con esa representación.

Además, se vuelve a homenajear a tres mujeres que son de lo mejor en lo suyo

Sí, estas dos anteriores son las dos grandes novedades. También se puede visitar una exposición de Raquel Barbero en el ‘El Charro’, que son fotografías que destacan la situación de la mujer en diferentes ámbitos, y pretenden mover algo. Esperemos que la comunicación a través de las emociones sirva para llegar a la gente.

Y el homenaje, sí. Este año se hace el día 9 porque el día 8 era más complicado. Además, el domingo, aunque no estaba previsto, se homenajeará al deporte femenino con la final de la Copa de la Reina. Pero el domingo era un día que dificultaba a la gente el poder asistir al homenaje, por lo que se ha trasladado a las 18 horas del lunes en el Teatro Liceo.

Homenajeamos a tres mujeres que han destacado en sus ámbitos profesionales, que además son ámbitos donde no es tan habitual que haya mujeres ocupando cargos tan altos, como son las Fuerzas Armadas (Lourdes Losa, capitana del Ejército del Aire), el campo sanitario (Beatriz Domínguez, directora general de la Organización Nacional de Transplantes) y en el campo de la ciencia (Susana Martos, Premio Nacional de Investigación 2019).

Además, nos parecía importante porque no dejan de ser ejemplos ya para otras mujeres o niñas, que las ven como referentes y ven que es posible llegar hasta donde ellas han llegado, sino para toda la sociedad. Que toda la sociedad entienda que hay una mujer que fue la primera número 1 de su promoción en la Academia General del Aire y que ahora mismo está en un intercambio con las Fuerzas Armadas Estadounidenses… Es muy importante que se sepa que las mujeres, dentro de las Fuerzas Armadas, no tienen techo. O que una salmantina es la directora de la Organización de Trasplante, siendo España pionera en órganos y trasplantes, que es motivo de orgullo. O que haya una mujer que ha desarrollado proyectos de investigación relacionados con el ámbito de la oftalmología y que está poniendo en marchas iniciativas que mejoran la vida de muchas personas es también motivo de orgullo.

Se recibieron muchas propuestas, y la verdad que es complicado valorar cuál sí y cuál no, pero estas tres nos parecían que era importante resaltarlas.

Hay algo que destaca y es que el día 8, como tal no, hay ningún acto. ¿Es para que la gente acuda a la manifestación?

Dentro del Consejo Sectorial de la Mujer, que es donde hemos presentado inicialmente las actividades municipales, sí pedimos que pudiéramos estar coordinados. El Consejo lo formamos 24 representantes de instituciones, universidades, cuerpos de seguridad… Y la mayoría de los componentes realizan alguna actividad en el marco del 8M. Y nos parecía importante poder coordinarlo para que todo el mundo pudiera ir a todas las actividades que quisiera.

Hemos conseguido coordinarnos de tal manera de que ninguna actividad de solapa, para que todo el mundo pueda asistir a todas. Es muy importante que trabajemos de manera coordinada todas y todos los que estamos en la búsqueda de la igualdad para que todo el mundo pueda asistir a todo.

Ana Suárez(4)

Has dicho dos cosas que me han llamado la atención: llegar a los jóvenes y a los barrios. En lo que a los jóvenes respecta, ya en campaña alertabas de que el machismo viene dado por la falta de educación. ¿El Ayuntamiento realiza más actividades de cara a la juventud charra durante el resto del año?

Sí claro. A través de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, en colaboración con el Área de Igualdad, se desarrollan a lo largo de todo el año charlas tanto en colegios como en institutos. Se trabaja, según la edad, a través de juegos, actividades… Se trabaja la sensibilización y la información.

Que la gente más joven sea consciente de lo que está ocurriendo y que entiendan que lo ven como normal o correcto no es ni normal ni correcto. Tanto chicos como chicas, que es muy llamativo y es lo que puede resultar más preocupante. Que las chicas entiendan que el que su novio les controle el móvil es una señal de amor denota algo muy preocupante.

Todo ese tipo de cuestiones, que ya las habíamos superado, están volviendo y se están entendiendo como algo normal y positivo. Que piensa que el que controle con quien sale, la ropa que se ponen y esas cosas son muestras de amor es algo muy peligroso. Y se trabaja con ellos durante todo el año, pero vamos a ver si con iniciativas de este estilo conseguimos llegar más a ello.

¿Las redes sociales han cosificado a la mujer? Me refiero a Instagram, sobre todo.

Las redes sociales son muy buenas y muy malas. Al final, es como se usen, como toda la tecnología. Cuando son mal utilizadas son un problema. Ya no solamente en el área de la igualdad y de prolongar ese tipo de actitudes machistas, sino en lo referente al acoso escolar. Si en las redes sociales te machacan todo el rato, es probable que termines pensando lo que no es.

En el tema de la igualdad, las redes sociales, el cine, las películas… La verdad es que hay cosas que ponen los pelos de punta.

Respecto a los barrios, a los que se pretende llegar, ¿puede que haya barrios en los que, según la clase social o la educación, haya más machismo?

Yo no lo asociaría a una clase social o a una clase económica. Nos encontramos que la desigualdad está extendida en todos los estratos de la sociedad. De hecho, cada vez que tenemos un caso de una víctima mortal, cada vez tiene una edad diferente, una situación diferente, hay profesionales y mujeres desempleadas, hay jubiladas y estudiantes… No creo que haya una relación directa.

Con todos los barrios es necesario hacer ese trabajo de sensibilización. Con todos los barrios y todas las personas. El hecho de acercarlo a los barrios se orienta más a facilitar a la gente que sienta que tienen el acto a las puertas de su casa y facilitarles que puedan asistir. Hemos jugado también con las horas para facilitar que la gente pueda asistir. Que se sientan como parte de esta realidad y que entiendan que ellos también tienen algo que decir para combatir esa realidad.

Hablas de víctimas mortales y Salamanca, por suerte, lleva mucho tiempo sin una. Eso es que se está haciendo algo bien, supongo.

Que no se está haciendo todo bien está claro, porque sigue habiendo, pero no en Salamanca. Afortunadamente no en Salamanca, que parece que nos duele más, pero cada vez que tenemos un nuevo caso es trágico. Es trágico pensar en una vida que, porque alguien ha decidido que podía disponer de ella, se ha roto para siempre.

Yo, cada vez que hay una nueva víctima mortal, pienso en sus padres. Esos padres tienen la vida destrozada para siempre. Sus hermanos, sus hijos, que quedan huérfanos. Ya no es la vida asesinada, la mujer que se va, sino todo lo que queda alrededor. Que no se está haciendo todo como se debe hacer, que no hemos encontrado todavía el mecanismo, está clarísimo.

Y tenemos que seguir trabajando continuamente para que no lleguemos a esta situación de tener que intervenir. Porque ya no es sólo que una mujer que sienta que está siendo víctima de maltrato o alguien que sepa o que sospeche de alguien que es víctima que contacte con el 016, con el 112, con los Servicios Municipales, con el Centro de Información y Asesoramiento de la Mujer… Que contacte con nosotros, que podemos ayudarla; esa ya no es la solución. El tema es que no tiene que haber ninguna mujer víctima de maltrato. Y eso es educación. A los jóvenes y a los menos jóvenes. Sensibilización y educación, y no bajar la guardia ningún día del año.

Ana Suarez, Rauqel Barbero (7)

¿Modificar las leyes de Violencia de Género de 2004 y de Igualdad del 2007 sería útil en estos momentos?

No sé si serviría o no serviría. No sé si es la solución o no es la solución. Pero la solución pasa por un acuerdo político real contra la violencia de género. Un acuerdo político real en el que nadie quiera sacar partido, que nadie quiera utilizarlo, que haya el mayor consenso posible y de la manera más rigurosa posible y que tengamos la capacidad de adaptarlo a la realidad.

Porque la sociedad cambia muy rápidamente, las circunstancias cambian muy rápidamente y tenemos que tener la capacidad de que nuestras leyes se adapten a las circunstancias y a las realidades.

Posiblemente sean necesarios muchos cambios, pero esos cambios tienen que venir del consenso y de la rigurosidad. Tener claro cuál es el objetivo y olvidarse de todo lo demás.

Pero esos cambios tendrán que afrontarse cuanto antes, porque el repunte de las víctimas es mayor.

Debe ser cuanto antes, sí. A nivel local, podemos seguir trabajando la sensibilización, seguir formando a la gente, podemos divulgar el mensaje… Pero, a nivel nacional, no tenemos la solución. Tiene que ser una solución consensuada, de ámbito estatal, y que se aplique cuanto antes.

Centrándose en el Ayuntamiento, la colaboración con asociaciones y entidades imagino que será bastante buena.

Sí. De hecho, ahora mismo tenemos un convenio de colaboración con las asociaciones de mujeres que trabajan en el tema de la igualdad y contra la violencia de género, con las mujeres que han sido prostituidas… Al final, es importantísimo la colaboración con el tejido a pie de calle, que son las que tienen ese contacto directo con las mujeres y tienen a profesionales totalmente especializados para trabajar con ellas.

Nuestro respaldo sirve para que ellas puedan continuar con su trabajo y poner en marcha proyectos, pero ellas son imprescindibles.

¿Estas asociaciones han advertido, como el aumento de casos entre la juventud, o reclamado algo, como más fondos?

Más fondos, siempre (risas). Ellas, nosotros y todos. Eso está claro. Seguimos reclamando el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y todos los fondos, bienvenidos sean. Pero ya no se trata de fondos, sino de qué hacemos con ellos. Creo que utilizamos los fondos de una manera bastante eficiente y no van por ahí las necesidades.

Se centran más en los cambios normativos, cambios en cuanto a dinámicas y procesos administrativos… Ese tipo de cuestiones son las que dificultan más la actuación de las asociaciones.

Ya las dos últimas para terminar. Muy breves. Ana Suárez desearía que acabase ya la violencia de género. Pero, ¿se atreve a dar una fecha estimada de cuándo cree?

No me atrevo. El 25 de noviembre, en el acto que realizamos en la Plaza Mayor contra la violencia de género, dije que ojalá fuera el acto que realizásemos ese acto. Pero no había pasado una semana y ya teníamos una nueva víctima. Va a costar. Pero eso no significa que no tengamos que intentarlo con todas nuestras fuerzas. Y lo veremos, estoy segura.

Y ya la última. ¿Va a acudir Ana Suárez a la manifestación de este domingo?

No lo sé. Tenemos muchas actividades previstas y me gustaría poder asistir a todas ellas. No lo sé todavía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído