​“Nos vamos a morir por vuestra culpa”: los jóvenes salmantinos que se contagiaron en Malta sufren las afrentas de sus vecinos

La madre de uno de ellos ha denunciado insultos y mensajes a través del teléfono y de las redes sociales: “Nos da miedo lo que pueda pasar”

 Pcr europapress
Pcr europapress

La provincia de Salamanca cuenta, según los datos de la Junta de Castilla y León actualizados este viernes, con 14 brotes activos de coronavirus y 69 casos en estudio. Uno de ellos es el que ha afectado a un grupo de seis amigos, residentes en distintos barrios de la capital, que viajaron a Malta el pasado 26 de julio. Cinco de ellos, cuatro chicos y una chica, han dado positivo en las pruebas PCR que se les realizaron a su vuelta, el día 4 de agosto.

La madre de uno de los jóvenes que realizaron el viaje y que ha dado positivo por COVID-19 ha denunciado a través de SALAMANCA24HORAS la situación que están viviendo los chicos y sus familias desde que la Consejería de Sanidad de la Junta diera a conocer la existencia del brote relacionado con la salida a Malta y que les tiene “asustados”. “Les están llegando insultos descomunales por redes sociales, por mensajes, por teléfono. Dicen que saben que son ellos y que van a contagiar a toda Salamanca”, lamenta la mujer. “Nos da miedo lo que pueda pasar el día que podamos salir a la calle”, ha explicado, asegurando que les han llegado a decir frases como “nos vamos a morir por vuestra culpa”.

Tanto los jóvenes -los cinco que han dado positivo y el sexto que ha dado negativo- como sus familias se encuentran confinados en sus domicilios y no han salido desde que volvieron de Malta. Las familias, según ha explicado la madre del chico afectado, se enteraron por las noticias de la existencia de un brote de coronavirus en el archipiélago mediterráneo mientras sus hijos estaban aún de viaje, por lo que solicitaron las pruebas PCR en sus centros de salud. “El médico nos dijo que sí, porque venían de allí y teníamos la cita para el día 4 desde antes de que llegaran”, ha detallado.

Así, cuando los chicos aterrizaron en España la madrugada del 4 de agosto, se dirigieron a sus coches y de ahí a sus casas, ha segurado la mujer, para acudir a hacerse las pruebas durante la mañana del mismo día, pese a que ninguno presentaba síntomas de la enfermedad. Volvieron a sus domicilios y el día 5 recibieron los resultados, positivos en cinco de los seis casos. Todos permanecen en sus casas junto con sus familias, que también se han hecho las pruebas y que esperan recibir los resultados en poco tiempo.

Esta madre ha reconocido que la decisión de realizar el viaje en las fechas escogidas ha podido ser “irresponsable”, pero subraya que el comportamiento de los chicos, una vez completado su regreso a España, no ha sido así. “Son chavales que se han metido en sus casas, son responsables y están asustados porque leen cada comentario…”, ha señalado. También ha denunciado que las personas que se van enterando de quiénes son los señalan: “Dicen, mira, este es el hijo de esta o de la otra, o este trabaja no sé dónde…”.

Los abuelos de los jóvenes que no comparten domicilio con ellos también están sufriendo las consecuencias de este señalamiento público, con actitudes hostiles por parte de otros ciudadanos que evitan acercarse “por si se lo pegan”. “Igual que ellos puede contagiarse cualquier persona en Salamanca”, ha declarado esta madre, que espera superar la situación y poder volver a tener una vida normal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído