​Las piscinas de Salamanca, ‘llenas’ pese al coronavirus

Aunque en su totalidad han perdido más de 18.000 bañistas en las primeras tres semanas respecto al pasado año, esto se debe a la limitación del aforo de los recintos, al 75% de su capacidad

 Piscinas Garrido (9)
Piscinas Garrido (9)

El pasado 22 de junio se iniciaba la temporada de baño en Salamanca. Las piscinas de la ciudad charra volvían a abrir sus puertas con la llegada de la nueva normalidad y los salmantinos olvidaban durante unos momentos la crisis sanitaria para hacer cola de cara a estrenar la atípica temporada de verano.

La pandemia, eso sí, traía respeto y dudas para acudir a los recintos. Y, aunque muchas personas modificaban sus hábitos para disfrutar de una forma segura del primer baño, el miedo al coronavirus no está haciendo precisamente mella en las piscinas salmantinas.

Y es que si bien durante los primeros 18 días de temporada (del 22 de junio al 9 de julio, último día del que se tienen registros, ambos días incluidos), las piscinas salmantinas perdieron un total de 18.673 bañistas -lo que supone una pérdida diaria de más de 1.000 bañistas-, esto se debe a las restricciones del aforo de los recintos, que están al 75% de su capacidad.

Así, durante estos 18 días, las piscinas charras recibieron un total de 46.193 bañistas. Durante los primeros 18 días de la temporada de baño del 2019, cuando funcionaban al 100% de su capacidad, las mismas piscinas tuvieron un total de 64.866 bañistas. Esto hace que el promedio de bañistas, considerando las diferencias de aforo, se mantenga.

Es decir, que teniendo en cuenta las restricciones de aforo que existen este año debido al coronavirus, la cantidad de bañistas que están acudiendo a las piscinas de Salamanca es similar a la del año pasado, tal y como se puede calcular extrapolando las cifras.

La del Helmántico es la más visitada y apenas pierde bañistas

En lo que a número total de bañistas se refiere este año, la del Helmántico es la que más afluencia está teniendo. En estos primeros 18 días contó con 13.996 bañistas, lo que supone apenas 687 menos en comparación al pasado año. Un dato interesante que refleja la preferencia de los salmantinos por este recinto, probablemente por la tranquilidad y amplitud de sus terrenos y la posibilidad de mantener allí la distancia de seguridad.

Mientras, la segunda piscina que más visitantes está recibiendo es la de La Aldehuela, con 9.072. Sí que ha notado una significativa pérdida respecto al pasado año, pero no tan notable como la de la piscina de Garrido, que apenas ha podido conservar 7.173 de los 14.140 bañistas que tuvo el pasado año.

Piscinas Garrido (1)

Estos son los datos de este año del 22 de junio al 9 de julio: La Alamedilla, 931 bañistas; La Aldehuela, 9.072; Garrido, 7.173; Pizarrales, 2.371; Rosa Colorado, 5.280; San José, 3.462; Tejares, 5.511; y el Helmántico, 13.996.

Posibilidad de comprobar el aforo real vía online

Si bien para acceder a las piscinas cubiertas de San José y de la Alamedilla es necesario solicitar cita previa, llamando al 672 113 030 o en la página web https://www.piscinasmunicipalessalamanca.es/, en las piscinas al aire libre, gracias al número y a la amplitud de los espacios, no se necesita establecer turnos para su utilización ni solicitar cita previa, ya que estas pueden ser utilizadas por un total de 9.963 personas diarias.

En la página web anteriormente citada se puede comprobar el aforo en tiempo real para cada una de las piscinas de la ciudad, salvo la del Helmántico.

En relación con los horarios de apertura, la Alamedilla, a la que podrán acceder hasta 115 personas simultáneamente, estará operativa en sus horarios habituales que son de 7 a 23 horas de lunes a viernes y de 9 a 20 horas los sábados, permaneciendo cerrada los domingos.

Por su parte, el horario de apertura en la piscina cubierta de San José, con un aforo limitado a un máximo de 113 usuarios, es de 8 a 21 horas de lunes a viernes, y de 11 a 21 horas los sábados y los domingos.

El horario en el resto de instalaciones es de 11a 21 horas durante todos los días de la semana con limitaciones de aforo de 469 usuarios en la piscina del pabellón Rosa Colorado; de 206, en la de Pizarrales; de 1.256, en la de Tejares; de 3.375, en la de La Aldehuela; de 2.838, en la del Helmántico; de 694, en la piscina descubierta de San José; y de 1.125, en la de Garrido.

Antes de la apertura diaria se realizará una desinfección exhaustiva de las instalaciones y la limpieza de los espacios se realizará en un mayor número de frecuencias, utilizando para ello los desinfectantes recomendados por las autoridades sanitarias. Además, se colocarán alfombras desinfectantes en el acceso principal y puntos de gel higiénico repartidos en varias zonas.

Sin usar taquillas, duchas o hamacas

Las piscinas no iban a estar exentas de medidas de seguridad, siendo como son uno de los lugares más concurridos en verano; pero, para garantizar la seguridad y la tranquilidad de todos los usuarios se han establecido algunos protocolos que, eso sí, a alguno le ha costado entender, como, por ejemplo, situarse en los pequeños círculos que hay pintados en el suelo para delimitar la organización de la fila para sacar entradas o abonos de temporada.

Sirviendo la de Garrido como ejemplo, el protocolo es muy sencillo. “Existen dos formas de entrada, la primera que es para las personas que tienen abono y acceden directamente por los carriles de acceso; y otra fila para sacar entradas o abonos. Aquí tenemos que recalcar que no se dan de alta abonos de 15 a 18 horas porque es una hora donde suele acudir mucha gente y para evitar, así, aglomeraciones”, cuentan desde la organización. Esta última está delimitada con señalización en el suelo para que todas las personas mantengan la distancia de seguridad mientras esperan.

Una vez dentro, mismo protocolo para todos, control de temperatura, obligación de llevar mascarilla y el uso del gel hidroalcohólico. Del mismo modo, solo se puede hacer uso del cambiador y de los baños; las taquillas y las duchas están cerradas por seguridad.

Ya en el recinto exterior, donde se sitúan las piscinas, las personas deben seguir las flechas de acceso y guardar una distancia de seguridad. Pero, ¿y si no se cumple? Para ello desde Piscis han puesto la figura del celador, que será la persona encargada de velar que se guarde esa distancia y se respeten las medidas.

Además, si bien durante los primeros días no se podían introducir ni hamacas ni sillas de piscinas propias, Ayuntamiento y empresa decidieron modificar su decisión inicial y finalmente sí permitieron su uso, cumpliendo así una de las primeras demandas de los bañistas salmantinos.

Unos bañistas que, por el momento, no han mostrado miedo por el coronavirus. Sí respeto, algo que hay que mantener hasta que finalmente haya una vacuna o tratamiento -quizá el próximo año-. Pero los charros, por el momento, están respondiendo de manera correcta y están cumpliendo todas las medidas de seguridad para darse un chapuzón y refrescar un verano más duro de lo habitual.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído