​Los positivos que han obligado a cerrar el Rastro podrían tener su origen en un pedimiento de mano entre familias de etnia gitana

Varios de los asistentes al evento, que fue multitudinario y en el que nadie llevaba mascarillas, se encuentran o bien aislados en sus domicilios o bien ingresados en el Hospital, tal y como ha podido confirmar SALAMANCA24HORAS, que además tiene imágenes de la fiesta

 Pedimiento boda
Pedimiento boda

En la mañana de este sábado, 29 de agosto, saltaban las alarmas. El Ayuntamiento de Salamanca confirmaba que el habitual mercadillo que se celebra todos los domingos en La Aldehuela, el Rastro, no iba a tener lugar este 30 de agosto después de que dos personas que conviven con vendedores hubieran dado positivo en la prueba del coronavirus.

Sin todavía saber si el Rastro podrá celebrarse en los primeros fines de semana del mes de septiembre, ya que ahora habrá que comprobar si estas dos personas han podido contagiar a los vendedores con los que viven -trabajo que se encuentran realizando los rastreadores de la Junta de Castilla y León-, las miradas se centran en saber dónde han contraído el virus los ahora positivos y saber si hay más personas que se puedan haber visto afectadas.

Y todo hace apuntar a que sí. Y es que, según las primeras informaciones, de las que SALAMANCA24HORAS ha tenido conocimiento, todo parece apuntar a que el contagio de estas dos personas podría estar originado en un pedimiento de mano entre dos familias de etnia gitana que tuvo lugar el pasado 5 de agosto.

Según ha podido saber este diario, el pedimiento tuvo lugar en un local del Polígono de El Montalvo que antaño fue un bar y que ahora se alquila para eventos privados como el que se celebró. Al mismo acudieron decenas de personas -que podrían hasta superar el centenar, según explican a este medio-, desde niños hasta mayores, y dentro no se utilizaron mascarillas, tal y como atestiguan las imágenes a las que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS.

Pedimiento boda

Si la sospecha se centra sobre ese pedimiento es porque una de las familias implicadas tiene puestos en el Rastro. Y no sólo eso, sino que varios de los asistentes han dado positivo en la prueba del coronavirus que se les ha realizado posteriormente, por lo que todo parece indicar que, si bien no han sido contagios directos de la fiesta, si tienen su origen en la misma, algo que se está tratando de aclarar.

Igualmente, ya hay varios de los asistentes que están confinados en sus domicilios -o, al menos, deberían de estarlo tras dar positivo-, situados tanto en el barrio del Carmen como en Buenos Aires. Hay que reseñar que los centros de salud asociados a estos barrios tienen gran incidencia de la enfermedad: el Elena Ginel Díez tiene 48,70 casos por cada 10.000 tarjetas sanitarias al tener un total de 51 PCR positivas; y el de Pizarrales-Vidal posee 28 casos, lo que le hace tener una incidencia de 18,69 por cada 10.000 habitantes.

Y no sólo eso, sino que SALAMANCA24HORAS también ha podido confirmar que varias personas de etnia gitana se encuentran ingresadas, por COVID-19, en el Hospital de Salamanca desde finales de la semana pasada. Ahora se sospecha que estos pacientes pudieran o bien asistir al pedimiento o bien tener una relación estrecha con alguien que sí fue.

Todo ello ha hecho extremar las precauciones a las autoridades, motivo por el que se ha decidido no celebrar el Rastro hasta detectar a dónde se podría expandir el número de contagios. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído