El Ayuntamiento de Alba, denunciado ante el Seprona por la 'desaparición' de una colonia de gatos, no aclara dónde se encuentran

"No los hemos eliminado", reponde la alcaldesa, Conchi Miguélez, que defiende la captura y esterilización de más de una decena de mininos que merodeaban por la huerta de las Madres Benedictinas 

 Alba pleno noviembre (2)
Alba pleno noviembre (2)

La retirada de una colonia de gatos que merodeaban por la huerta del convento de las Madres Benedictinas de Alba y su destino, ha generado los momentos más polémicos del pleno ordinario de noviembre que comenzó con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de violencia de género. 

Una 'desaparición' de más de una decenas de mininos que ya ha sido denunciada ante el Seprona por la Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas, ASPA, por "capturas indiscriminadas, crueldad en las capturas y por el destino desconocido de los gatos". Ha sido en el apartado de preguntas cuando el concejal socialista, Miguel Ángel Hernández, ha preguntado a la alcaldesa, Conchi Miguélez, por qué ese trabajo de retirada de los gatos de la zona -más de una decena, que eran alimentados por los vecinos- se ha adjudicado a una empresa con la que trabaja habitualmente el Ayuntamiento en labores como la desratización, y no lo ha realizado la protectora.

Asimismo, ha preguntado tanto por el destino final de estos gatos como por el cumplimiento de la Ley de Protección Animal de la Junta de Castilla y León que establece que deben ser tutelados por el Ayuntamiento, una vez recogidos, por si fueran reclamados por alguien. 

La alcaldesa, que respondió a medias y no aclaró dónde se encontraban, explicó que habían sido capturados mediante jaulas y trasladados a una clínica veterinaria para la lectura del chip, en el caso de que contaran con él, y su esterilización o castración. Un vez castrados o esterilizados, Conchi Miguélez aseguró que "se soltarán, se han soltado ya muchos". Sin embargo, no especificó dónde se encontraban, aunque aseguró que "no se han eliminado".

Miguélez -que hizo alusión a los insultos recibidos hacia ella y su familia en redes sociales por este asunto- ha defendido su retirada por los problemas de salubridad y desperfectos que ocasionaban a las viviendas de la comunidad. El PP defendió la retirada de los animales de esta zona porque se han convertido "en una plaga, no se puede echar de comer en la calle, no se pueden fomentar las plagas".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído