La jornada festiva comenzó este sábado en la villa ducal de Alba de Tormes con un encierro de novillos a las 10:00 horas, pero antes hubo tiempo para disfrutar del pasacalles y de la degustación de chocolate con bizcochos en la Curva Sur.

Tiempo después se sucedieron bonitas y emocionantes carreras por las calles de la localidad delante de los astados, donde los jóvenes mostraron su valer cerca de los pitones hasta llegar a la plaza de toros donde tuvo lugar la capea. Por fortuna, no ha habido que lamentar ningún herido. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído