La sequía no da tregua: se dispara el uso de cisternas para dar agua a los pueblos

En los seis primeros meses de 2022 han solicitado el servicio de la Diputación más municipios que en cualquier año desde el 2018

suministro de agua por cisterna
suministro de agua por cisterna

Sequía meterológica y sequía agrícola. Este verano está siendo complicado en lo que al clima se refiere. Según la AEMET, a finales de mayo de 2022 ya se encontraban en situación de sequía meteorológica todas las cuencas de acumulación de AEMET (similares a las cuencas hidrográficas), salvo las del Júcar y Segura, así como la España peninsular en su conjunto. A mediados de junio de 2022, había llovido en torno a un 25 % menos de lo normal desde el inicio del año hidrológico. Esto, empeorado por las olas de calor ha hecho que sean muchos los municipios de Salamanca que han tenido que aplicar restricciones en el abastecimiento de agua e incluso pedir ayuda para poder tener suministro a la Diputación.

De hecho, este año se ha disparado el número de pueblos salmantinos que han solicitado las cisternas de la Diputación. En solo seis meses son 23 los municipios que han necesitado suplementar con el agua suministrada por las cisternas sus sistemas de abastecimiento. Una cifra supera en número todos los servicios solicitados a la Salina desde 2018. Incluso en 2019, que fue un año complicado, fueron solo 22 los municipios que pidieron este servicio, mientras que en 2020 fueron 20 localidades.

De los municipios que han solicitado el servicio, solo tres lo han hecho por problemas de contaminación por nitratos o por arsénico, mientras que el resto de los pueblos lo han hecho por escasez en la captación de agua. Preocupante es la situación de la Sierra de Francia, donde se centran gran parte de las peticiones por problemas con la cantidad de agua obtenida de los sondeos. Así, localidades como Herguijuela de la Sierra ha tenido que solicitar hasta cuatro veces este servicio recibiendo entre 27.000 y 54.000 litros para poder dar agua potable a sus vecinos. En situación similar está Casas del Conde, que ya ha necesitado el servicio en dos ocasiones. La otra zona más afectada es la de la comarca de Vitigudino, con localidades como Guadramiro que han tenido que solicitar en dos ocasiones el servicio al igual que Vallejera de Riofrío en la zona de Béjar. También han pedido asistencia en Barbalos, Garcirrey, Cipérez o Sequeros. Por problemas de contaminación han solicitado asistencia Arabayona de Mógica, Galindo y Perahuy para la urbanización La Rad y Quejigal.

Hasta el 24 de julio, la Diputación de Salamanca había asuministrado 1,2 millones de litros de agua, un 42 por ciento de lo que suministró en todo el 2021, cuando la cifra fue de 2,8 millones de litros. Sin embargo, el año que más litros entregó la Salina desde 2018 ha sido en 2019, cuando 22 pueblos se repartieron 3,2 millones de litros.

Datos abastecimiento de agua 2018 2022. Diputación de Salamanca
Datos abastecimiento de agua 2018 2022. Diputación de Salamanca
 

Con medio verano por delante, se espera que esta cifra se amplíe considerablemente ya que son muchos los municipios de la Sierra que temen la llegada de agosto y los veraneantes que disfrutan de las fiestas de la localidad. Localidades como Calzada de Don Diego o Rollán ya han empezado a realizar cortes programados de agua para evitar que los depósitos se vacíen ante el aumento de los consumos de los últimos días. Otros municipios ya tienen restricciones y prohíben utilizar el agua para el riego, llenado de piscinas o lavado de vehículos como es el caso de Mogarraz. Esto supondrá que este año se batirá un triste récord en asistencia por cisternas de agua.

Y es que el suelo cada vez tiene menos agua. Así lo aseguraba el pasado mes de julio por el catedrático en Geografía Física José Martínez Fernández, del grupo de investigación en Recursos Hídricos de la Universidad de Salamanca (HIDRUS). En su último trabajo “Analysis of soil moisture trends in Europe using rank-based and empirical decomposition approaches” determina que en aquellos territorios europeos en los que ha habido una variación significativa del contenido de agua del suelo en las últimas tres décadas, “en más del 80% de los casos la tendencia ha sido negativa. Es decir, el suelo cada vez tiene menos agua”. Eso significa que la sequía agrícola muestra una clara tendencia positiva, es decir, va aumentando con el paso de los años con una intensidad mayor y más prolongada.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído