​La Universidad de Salamanca inviste doctor honoris causa al director de la RAE, Santiago Muñoz Machado: “Es un honor pertenecer a la Universidad del Español”

​La Universidad de Salamanca inviste doctor honoris causa al director de la RAE, Santiago Muñoz Machado: “Es un honor pertenecer a la Universidad del Español”
​La Universidad de Salamanca inviste doctor honoris causa al director de la RAE, Santiago Muñoz Machado: “Es un honor pertenecer a la Universidad del Español”

El académico, que en su discurso recordó la obra de Cervantes y su empleo y uso del lenguaje jurídico, fue apadrinado por los decanos de las Facultades de Filología y Derecho en un acto sin precedentes

El director de la Real Academia Española, Santiago Muñoz Machado, ha sido investido en la mañana de este viernes, 22 de noviembre, como doctor honoris causa de la Universidad de Salamanca.

El acto ha tenido lugar en el Paraninfo de las Escuelas Mayores y, además del rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero, quien ha sido el encargado de presidir la ceremonia, han estado junto al académico y nuevo doctor de la USAL sus dos padrinos, los decanos de las facultades de Filología y Derecho, Vicente González y Fernando Carbajo, respectivamente.

Ricardo Rivero quiso destacar de Muñoz Machado que “aúna dos de los perfiles clásicos de este estudio: la filología y el derecho”, y que este doctorado honoris causa se suma a los numerosos reconocimientos que posee tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, el rector recordó que el director de la RAE está vinculado estrechamente con el Estudio salmantino al ser este “la universidad del español” y contar con clara vocación iberoamericana.

“Personificas la voluntad de alcanzar lo más alto; equilibrio y sosiego patriótico sin estrépito, sino con miles de horas de trabajo”, subrayó Rivero, para ensalzar al nuevo doctor como “arquetipo del conocimiento, comprometido con nuestro país, con su lengua y con el orden constitucional”.

El rector de la USAL, quien también apuntó la “insólita duplicidad” sucedida al haber dos padrinos, apuntó que era un doctorado honoris causa perfecto ya que Muñoz Machado es “español, europeísta y convencido americanista”, coincidiendo con la Universidad de Salamanca que es “la universidad española por excelencia, europea desde sus raíces y americana desde hace 500 años”.

Santiago Muñoz Machado recogió el testigo y señaló el grandísimo honor que es ser doctor honoris causa “de la universidad con más señera de España”, ya que no sólo es la más antigua sino que ha sabido mantener “un gran prestigio nacional e internacional y, especialmente, a escala iberoamericana”.

De hecho, el director de la RAE apuntó que, si bien todos los honores son de agradecer, el que la USAL te designe honoris causa “es impagable e imposible de agradecer, no hay palabras exactas”. Por ello, aseguró que no sólo disfrutará de tal honor, sino que tratará de devolver algo de lo que este viernes se le otorga. “Me integraré en su Claustro y participaré en diferentes actividades”, prosiguió Muñoz Machado, mostrando su absoluta colaboración para todo lo que la Universidad precise de él.

Todo esto lo afirmó en la rueda de prensa previa a la ceremonia, donde también explicó que ya este jueves se reunión con profesores de la Facultad de Filología y con un grupo de alumnos con los que realizó algunas proyecciones “de trabajos que podemos desarrollar juntos”. Proyectos de “enorme importancia”, concretó, que tendrán como referencia el Centro Internacional del Español, cuyas obras también visitó y que le gustaría impulsar con sus responsables a través de vías de colaboración.

No será el único proyecto que desarrolle la RAE junto a la Universidad de Salamanca. Y es que recientemente llevaron a cabo uno “de los más notables de los últimos años”, el Diccionario Panhispánico Jurídico, que fue coordinado por la Facultad de Derecho del Estudio salmantino y que “reunió a 400 juristas del orden hispanohablante”, relató Muñoz Machado.

Estudiar el uso y empleo del lenguaje jurídico de Cervantes, uno de los pasos necesarios

En su discurso en el Paraninfo, el director de la RAE reiteró todo lo anteriormente dicho en rueda de prensa además de reconocer que sí tenía una palabra para agradecer todo lo que le estaba sucediendo -“gracias”- y de asegurar que los discursos de sus padrinos le habían emocionado, recordó a Cervantes y el uso y empleo del lenguaje jurídico que tiene en su obra.

Así, Muñoz Machado explicó que había dudado mucho a la hora de elaborar su discurso, ya que al estar en Salamanca pensó en hablar de Fray Luis o de Francisco de Vitoria y la Escuela de Salamanca. Pero consideró necesario repasar la vida y obra de Cervantes, un escritor poco valorado en su época primero y después reconocido tardíamente en España -a las que se adelantaron los Países Bajos o el Reino Unido- pero que desarrolló un importante nivel jurídico en sus obras que ahora debe de estudiarse y analizarse en profundidad, así como su imaginario constitucional.

Igualmente, el director de la RAE reflejó que la Universidad de Salamanca, además de ser la más antigua de España y la tercera de Europa, ha sido el Estudio con “mayor influencia en el mundo”, ya que fue precisamente la Escuela de Salamanca las que sentó las bases del derecho internacional y de gentes y, por ende, forjaron “las pautas jurídicas y éticas de colonización”, lo que facilitó que una vez dichos países se independizaron, aceptaran de manera deliberada tanto el castellano como muchas de las leyes impostadas.

La Universidad de Salamanca, además, mantuvo los lazos con Iberoamérica, siendo por ello la mejor “universidad de estado que ha sabido mantener la proyección universal”, algo que a él, como director de la RAE, le enorgullece, ya que es el entusiasmo “que hace grande la lengua”. Una lengua que esperan continuar haciendo grande juntos.

Compromiso con la Universidad del Español “que es y ha de ser la de Salamanca”

Uno de sus padrinos fue Vicente González, decano de la Facultad de Filología, en representación de esta. Tanto para él como para toda su comunidad universitaria este viernes es “un día de alegría”, comenzó afirmando, ya que es una facultad que ha proporcionado a la RAE miembros desde hace muchísimo tiempo, lo que demuestra la relación “de primera mano” existente.

Igualmente, invitó al nuevo doctor a ser parte de una Universidad “que quiere, de alguna manera, abanderar lo que va a ser la enseñanza del español” y que quiere contar con la institución “que se dedica a fijar la lengua y a limpiarla”.

Uno de los puntos que más destacó fue que para el decano fue que este doctorado honoris causa ha logrado unir a “dos de las facultades más antiguas de la Universidad de Salamanca”, siendo la primera vez que ocurre esto. Es decir, que Muñoz Machado ha aproximado “dos tipos de saberes que caminaron de manera paralela y cercana en la historia de la Universidad”.

Vicente González no dudó en aseverar que, pese a que la propuesta del director de la RAE como doctor honoris causa fue institucional y que ha cumplido “el proceso riguroso” necesario, pocas personas como Muñoz Machado cumplen los requisitos necesarios para tal distinción “que honra a quien la recibe y prestigia a quien la otorga”.

En lo que a su vertiente como lingüista se refiere, el decano de Filología destacó sus estudios sobre las vertientes no lingüísticas de la lengua del director de la RAE, centrándose especialmente en sus dimensiones políticas, sociales y jurídicas y reflejando, por tanto, “el valor interdisciplinar en la transmisión de conocimiento”.

También resaltó su compromiso con la política lingüística panhispánica, y valoró que sus aportaciones serán “cada vez mayores, defendiendo la función propia de la lengua española y su misma esencia como patrimonio cultural que hay que preservar y valorar”. Por último, le pidió compromiso a la hora de apoyar la Universidad del Español, “que es y ha de ser la de Salamanca”.

"Muñoz Machado irradia Auctoritas

El otro de sus padrinos fue el decano de la Facultad de Derecho, Fernando Carbajo, que no desaprovechó su oportunidad para recordar que este viernes era un día grandes para la Facultad y para la Universidad ya que serviría para seguir buscando la mejor de las proyecciones en el mundo de la enseñanza del español y del derecho.

De Muñoz Machado resaltó en su Laudatio que “se ha preocupado siempre por la claridad expositiva y el correcto uso del lenguaje en el Derecho, tanto en las leyes, como en los actos administrativos, insistiendo en la necesidad de que las normas, sentencias y resoluciones se redacten de forma comprensible para sus destinatarios”, ya que siempre ha sido una persona “muy activa y cargada de iniciativas”, abriéndole las puertas a colaborar nuevamente en el futuro.

De hecho, aseveró que en los próximos meses y años se buscará un día para que el director de la RAE pueda acudir a Salamanca para impartir una clase magistral a alumnos y profesores y hable de que, tal y como refleja en sus obras, “la lengua no es sólo un sistema de reglas y normas”.

Unas obras que recogen los tres pilares la retórica aristotélica -Logos, Pathos y Ethos- y el principio del filósofo griego, que decía que “a los hombres buenos les creemos de modo más pleno y con menos vacilación”, ya que, como reiteró Carbajo, “Muñoz Machado irradia Auctoritas”, tal y como ha demostrado en sus diversos quehaceres.

Por último, el decano de la Facultad de Derecho le pidió al director de la RAE que, como tal, siga haciendo gala de la comunión entre filología y derecho y que continúe trabajando en la purificación del lenguaje jurídico “frente a la irrefrenable ola de extranjerismos” que nos invaden. Concluyó diciendo que su incorporación al Claustro de Doctores incrementará el esplendor del Estudio salmantinos, “nacido por el derecho y destacado ahora por ser la Universidad del Español”.

Un firme defensor del Estado de las Autonomías

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, fue el encargado del discurso de clausura, destacó la gran contribución de Santiago Muñoz Machado a la mejora y difusión del lenguaje jurídico en el marco general de la defensa del español “que aglutina proyectos y rompe fronteras” frente a los que utilizan la lengua para todo lo contrario.

Del director de la RAE destacó “la brillantez de su expresión y el rigor, la sencillez y la elegancia en la transmisión de su conocimiento” pero, sobre todo, el haber impulsado importantes instrumentos para el mejor uso del idioma, algo fundamental para una Comunidad como Castilla y León, que asume el castellano como “seña esencial, al ser parte de su más valioso patrimonio histórico y cultural, y también como elemento de integración”. “Porque, frente a quienes hoy utilizan la lengua como instrumento de discriminación o separación, el español es hoy un factor de universalidad que rompe fronteras”, afirmó.

Fernández Mañueco también ha destacado la dimensión jurista del nuevo doctor honoris causa, quien ha dedicado una parte sustancial de sus estudios jurídicos a perfilar y explicar el Estado de las Autonomías, una fórmula válida para resolver la histórica “cuestión territorial” de España, combinando unidad política y diversidad territorial en una propuesta acordada políticamente, aceptable constitucionalmente y defendible socialmente.

Una fórmula que, según el presidente de la Junta, permite “profundizar en la democracia, gracias a su mayor cercanía a los ciudadanos, que ejercen un control muy directo a los diferentes ejecutivos a través de los Parlamentos Autonómicos”. Pero el Estado Autonómico “hace sobre todo efectivo el Estado del Bienestar, pues la Constitución vincula directamente el mismo con las autonomías, al otorgarles la gestión de los servicios públicos fundamentales. Unos servicios públicos que las Comunidades garantizan en el territorio, asegurando con ello su equilibrio y cohesión”. En este punto, el presidente de la Junta ha recordado que en Castilla y León se mantienen escuelas, centros de salud o líneas de transporte que, “desde una óptica centralizada o más lejana, no se verían rentables”.

Muñoz Machado aboga por reformar el Estatuto de Cataluña para buscar “el fruto de un acuerdo”

Esa cuestión de Estado de las Autonomías y cohesión territorial ya había sido tratada previamente durante la rueda de prensa de Muñoz Machado, quien aseguró que le preocupaba más la situación constitucional de España que los neologismos que se estaban introduciendo en el castellano, ya que estos hay que asumirlos “y enriquecer el idioma sin que pierda identidad”.

Así, el jurista y director de la RAE animaba a trabajar sobre el Estatuto de Cataluña para buscar "el fruto de un acuerdo", pues un referéndum de autodeterminación "es tabú con buenas razones porque la Constitución no lo permite" pero la modificación del estatuto sí podría servir para "ajustarlo a una realidad actual".

Asimismo, reconocía que la situación política actual "preocupa a cualquier ciudadano que se tome en serio su país" y que, sin ser político y sin tener "gran afición" por ello, sí que tiene "gran afición a España y gran afición al Estado".

Por ello, tras reconocer una sentencia por el 'procés' que ha calificado como "inevitable" y que aplaude por los términos en los que "se ha formulado", ha instado a que los gobernantes no trasladen "responsabilidades" propias al poder judicial.

Ante ello, ha añadido: "Todos los poderes públicos, cada cual en su función, tienen que hacer lo preciso y desde luego hay que idear en común soluciones para las reclamaciones que se están formulando, para tratar de encajar el problema en la Constitución".

Después, Muñoz Machado ha remarcado que el estatuto de autonomía es "un gran invento desde el punto de vista de la incorporación al Estado de estructuras territoriales autonómicas" y que su uso "hay que seguir empleando", pues es "una pieza muy flexible para establecer todavía algún tipo de regulación que pudiera ser el fruto de un acuerdo".

En cuanto a si se ha ignorado el tema y no se ha dado una discusión de alto nivel intelectual, ha reconocido que "la política, en general, no se mueve en niveles de alto calibre intelectual" pero que los ámbitos universitarios sí que se han preocupado de este asunto y que están "roncos" de tanto hablar sobre el tema.

No obstante, ha mostrado optimismo y ha dicho: "Las cosas al final cunden y somos pacientes, hay que ir convenciendo al personal, que está muy extremoso, poco a poco, sobre todo cuando al final del camino se percibe que no hay nada y lo que hay es un precipicio o una pared".

Comentarios
Lo más