El Club Deportivo Guijuelo será el primer equipo charro en jugar esta temporada en Segunda División B. Los chacineros se medirán este sábado, a partir de las cinco y media de la tarde, al filial del Celta de Vigo en el Municipal Luis Ramos.

El técnico Jacobo Montes no podrá contar con su último fichaje: Manu Molina. El extremo sufrió una lesión en el entrenamiento del miércoles y tendrá que estar entre mes y mes y medio de baja por la fractura en el quinto metatarsiano de uno de sus pies.

El entrenador gallego del Guijuelo explicaba en SALAMANCA24HORAS cómo ve a su rival, el Celta B: "Es un rival que va a parecerse poco a lo que nosotros vivimos hace una temporada. Tiene mucha gente que sube de juvenil y seis o siete fichajes. Ha jugado pocos partidos de pretemporada; hemos visto dos. Sabemos que es un equipo que técnicamente está a un nivel alto pero nosotros vamos a hacerles un partido molesto. Es un campo de hierba sintética, al que no están acostumbrados. Y seremos fieles a nuestro estilo para discutirles la posesión y no estén cómodos".

El cancerbero Molina sabe que tendrá que pelear por un puesto en el once titular con Sarkauskas. El de Cartagena admitía que quieren que comience ya la temporada. "Tenemos muchas ganas. La pretemporada ha sido larga y no es lo mismo que jugar competición. El Celta B siempre ha sido un equipo que le identifica tener el balón en su poder. Nosotros trabajaremos para que se le complique esa posesión", explica Molina.

También estará en la convocatoria Pino. El delantero andaluz ha estado lesionado durante gran parte de la campaña pero se encuentra preparado para iniciar el año y pide máxima intensidad desde el primer minuto: "No podemos dejarle que jueguen a gusto. Vamos a salir a por todas. A nosotros también nos gusta tener el balón. Pero sabemos que, contra un filial, tenemos que salir a morder".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído