La denuncia del personal de Medicina Interna del nuevo Hospital: "Rotar nos impide dar una atención personalizada"

La planta 4A, destinada a este servicio, se ha vaciado de pacientes para pasar a ser una planta COVID-19, por lo que sus trabajadores atienden incidencias de otros departamentos

43 Comentarios

Hospital Universitario de Salamanca | Foto: Andrea M
Hospital Universitario de Salamanca | Foto: Andrea M

Las reivindicaciones del personal, las quejas por las instalaciones y la falta de algunos servicios, como el parking o la cafetería, continúa siendo focos de conflicto recurrente en el nuevo Hospital Universitario de Salamanca. Desde su puesta en marcha el pasado mes de septiembre, el reguero de polémicas en torno a la nueva instalación sanitaria salmantina ha sido un no parar: las dimensiones del mismo, la polémica de las TCAE y los carritos de la comida, el mobiliario y el tamaño de los comedores, las taquillas de los sanitarios... En definitiva, un conjunto de protestas y cuestiones sin resolver que resultan un tanto chocantes toda vez que la construcción y organización del nuevo hospital se han demorado durante más de una década. 

La última protesta proviene ahora del personal fijo de la plata 4A, que hasta ahora acogía el servicio de Medicina Interna, y que recientemente ha sido aclimatadada como nueva planta COVID-19. Los trabajadores de dicha planta se muestran descontentos y denuncian el hecho de verse obligados "a rotar por diferentes servicios" del centro, "lo que impide una atención personalizada y continuada de los pacientes". 

Desde el pasado viernes, tres de diciembre, todos los pacientes de Medicina Interna de la planta en cuestión fueron trasladados de manera "inminente" a la 3B, de acuerdo con una información a la que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS. Esta zona del hospital, según detallan los trabajadores de la 4A, permanecía cerrada, pero se ha decidido abrir para liberar así las habitaciones de la zona destinada a Medicina Interna hasta ahora, dejando este espacio limitado a los pacientes COVID-19 que se esperan que puedan ser ingresados a consecuencia de un aumento de casos tras el puente de la Constitución. 

Sin embargo, "ante la la falta de nuevos ingresos", prosiguen los trabajadores afectados en un comunicado, "la mayoría del persona de plantilla fija de la planta 4A, que es el que conoce los cuidados de sus pacientes de Medicina Interna y la sistemática del trabajo de la unidad, está recorriendo el hospital para cubrir las diferentes incidencias de otros servicios. Mientras, las personas con nuevos contratos han sido asignadas para atender a esos enfermos de Medicina Interna atendidos hasta el momento por la plantilla fija".

De acuerdo con la información facilitada por los propios sanitarios, hasta 24 nuevos trabajadores habrían sido incorporados para cubrir las necesidades de las plantas Covid, pero se les está encargando "realizar otras funciones". Una decisión que los profesionales de la 4A consideran "desacertada" a tenor "del objetivo de su contratación". 

El personal quiere "denunciar" esta situación con la que sienten "que no se tiene en consideración y que constituye una falta de respeto tanto hacia el personal fijo encargado de Medicina Interna, como hacia los pacientes y hacia los familiares”.

“Pedimos volver con nuestros pacientes, nuestro equipo médico y supervisión y sugerimos que los nuevos contratos Covid, tras el incremento en planta, ejerzan el puesto acorde a sus contratos”, concluyen los sanitarios que trabajan en el Hospital de Salamanca en la planta 4A y que consideran que esta nueva organización puede redundar en un déficit de atención a los pacientes ingresados en Medicina Interna.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído