Médicos sentados en los pasillos esperando para comer: el problema con la sala de guardias del nuevo hospital

El personal sanitario denuncia la falta de espacio en el comedor para el personal de guardia, el cual califican de “local” y de “no disponer de una ventilación adecuada”

94 Comentarios

Médicos sentados esperando para acceder al comedor de guardia
Médicos sentados esperando para acceder al comedor de guardia

Desde que entró en funcionamiento el nuevo Hospital Universitario de Salamanca las quejas, tanto de pacientes como de personal laboral, se han ido sucediendo como un goteo que nunca cesa. Carencias como la falta de una cafetería o la creación de un parking son algunos de los problemas más grandes con los que tiene que lidiar día a día la infraestructura sanitaria.

Si bien es cierto que estas deficiencias se han sumado a otras, denunciadas por sindicatos y trabajadores, como la falta de taquillas -insuficientes para todo el personal sanitario y que ha obligado a interinos y residentes a cambiarse en el Clínico-, las grandes dimensiones de los pasillos -que retrasan a los sanitarios en sus quehaceres diarios a la hora de trasladarse entre estancias- o la disputa que mantienen las TCAE con la dirección de Enfermería por el traslado de los carritos de comida.

Ahora, los médicos han remitido un documento a la dirección médica del centro y al jefe de Prevención de Riesgos Laborales denunciando las dimensiones del comedor destinado para el personal de guardia. Las críticas de los sanitarios por las salas destinadas para el descanso y alimentación del personal no son nuevas, ya que hace 15 días una publicación de Facebook criticaba duramente que la sala de los sanitarios no disponía de suficientes mesas para comer.

Comedor de guardias.
Comedor de guardias.

En esta ocasión la crítica es similar. Y es que los sanitarios que llevan a cabo guardias se han encontrado con un comedor que catalogan de “local” y al que han sacado toda una lista de pegas en su escrito remitido a la dirección. En dicha enumeración los médicos precisan que el comedor en cuestión “no dispone de una ventilación adecuada”; “no cumple las mínimas medidas higiénico-sanitarias ni de manipulación de alimentos”; “no se cumple la distancia mínima de seguridad ni de aforo”; “no se cumplen las normas de higienización COVID-19”; “debido a la masificación no se puede mantener la limpieza básica”; “no se está reconstituyendo la comida siguiendo el protocolo de la cadena de frío”.

Esta situación, según denuncian los propios trabajadores, les obliga a hacer turnos y esperar en los pasillos, donde se dan escenas como las que se observa en la imagen que ilustra esta información, con sanitarios sentados en el suelo esperando poder acceder a la sala de marras.

Por último, los médicos también se quejan de que “los medios quirúrgicos no tienen horario de entrada y salida de los quirófanos”, por lo que organizar turnos se vuelve una auténtica odisea.

Imagen del comedor de guardia en cuestión.
Imagen del comedor de guardia en cuestión.

La dirección considera que estos atascos "no son lo habitual"

Por su parte, la dirección del Hospital Universitario de Salamanca, consultada por este periódico, informa que la ubicación del Comedor de Atención Continuada se acordó en dicho espacio con la aquiescencia del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. Fue dicho servicio el encargado de establecer las "medidas" y turnos a respetar. 

Los horarios que regulan el comedor de guardias, y en el cual se encuentra presente el personal que gestiona la sala y sirve los alimentos, son de 13:30 a 16:00 horas para comer y de 20:30 a 23:00 horas para cenar. En esos dos lapsos de tiempo se establecen cada vez tres turnos para que los sanitarios puedan ir accediendo sin superar el aforo máximo. 

Desde la dirección indican que pueden que "en alguna ocasión no se respeten los turnos, si muchos profesionales quieren ir a la vez, o coincida la salida de una turno con la entrada de otro y se produzca alguna espera", pero precisan que esa acumulación de sanitarios a la puerta del comedor, incluso en algunos casos sentados debido a las largas esperas, "no es lo habitual".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído