El Ayuntamiento de Salamanca aprueba la Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde

Plantea cerca de 300 medidas durante los próximos quince años, las 88 primeras a desarrollar en cinco años con un presupuesto en torno a 10,7 millones de euros

 IVERDE
IVERDE

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado hoy de forma definitiva, en la Comisión de Fomento y Patrimonio, la Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde, un plan de protección de la biodiversidad que supone un nuevo modelo medioambiental de la ciudad para mejorar la salud urbana, integrar los barrios y fomentar el empleo gracias a la simbiosis entre patrimonio, naturaleza y ciudadanía. 

Esta iniciativa, impulsada por el Patronato Municipal de la Vivienda y Urbanismo (PMVU) con la colaboración de la Universidad de Salamanca y la aportación de un equipo de arquitectos e ingenieros de reconocido prestigio, integra trabajos previos como la Estrategia para el Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) Tormes+, el Plan Director de la Ciudad Vieja o el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, todos ellos ya en marcha.

El alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, destaca que gracias a la Estrategia de Infraestructura Verde, Salamanca se sitúa a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático, pues es la primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad en el mundo con un plan de esta envergadura. Salamanca se coloca así al frente de las ciudades europeas con un futuro urbanístico acorde a las necesidades planteadas tras la pandemia del coronavirus, al crear espacios saludables y seguros para los ciudadanos en calles más paseables, habitables y con mejores condiciones climáticas, aprovechando los beneficios de los ecosistemas que producen las soluciones basadas en la naturaleza. De hecho, estudios científicos demuestran que con menos contaminación se reduce la propagación de enfermedades víricas.

El impulso de soluciones basadas en la naturaleza en el casco urbano permitirá mitigar las consecuencias del cambio climático, regenerando espacios urbanos que primen el espacio para el peatón y favorezcan una movilidad más sostenible, en detrimento del vehículo a motor privado.

García Carbayo añade que, al mismo tiempo, Salamanca se sitúa entre las ciudades que construyen un futuro centrado en la sostenibilidad como principal ventaja competitiva para atraer nuevas inversiones, tanto privadas como públicas, alineadas con la transformación ecológica impulsada desde la Comisión Europea, lo que permitirá obtener el mayor número de fondos europeos posibles para mejorar la vida de los salmantinos. 

La economía local también se verá beneficiada a través de un concepto innovador a nivel mundial, el patrimonio verde, reforzando la oferta turística de la ciudad para hacerla más atractiva y diferente a otras experiencias. Por tanto, Salamanca será una referencia verde en toda Europa al impulsar una economía circular que genere nuevos puestos de trabajo en nichos de empleo surgidos a partir del medioambiente y la agroalimentación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído