El conductor del triple atropello mortal de Pedrosillo, ante el juez: "Noté el golpe y pensé que se habían echado encima del vehículo"

El acusado "no se explica el motivo" por el que no aparecen registradas las tres llamadas efectuadas desde que sale de trabajar hasta el fatal desenlace, mientras que los peritos aseguran que "en ningún caso el atropello se produce en la calzada"

Juicio por el atropello mortal de Pedrosillo el Ralo
Juicio por el atropello mortal de Pedrosillo el Ralo

El conductor del tripe atropello de Pedrosillo el Ralo ha mantenido este jueves ante la magistrada de la Audiencia Provincial la declaración inicial ante el juez. "Noté el golpe y por mi pensar creo que se echaron encima de la furgoneta. No invadí el arcén", ha manifestado R.H.L. Una declaración que es completamente opuesta a la versión defendida por el Ministerio Fiscal, quien asegura que el momento del impacto, que acabó con la vida de las tres vecinas de Pedrosillo el Rallo, el coche circulaba completamente por el arcén y hablando por el móvil.

El suceso se remonta al 8 de julio de 2020, cuando el acusado salía de trabajar y durante el trayecto a su domicilio en la N-620, en un cambio de rasante y minutos después de las 21:00 horas, vio a las tres señoras, que se encontraban paseando por la mencionada vía. El conductor, ante el Tribunal ha reconocido que las vio aproximadamente a un kilómetro antes de donde se encontraban y que "no le prestó atención", ya que dirigió la mirada hacia la carretera. "No miré a los peatones, solo al coche que venía de frente", ha señalado, motivo por el que, tal y como ha añadido, "no pudo aproximarse al centro de la calzada". 

"No se explica" porque las llamadas efectuadas no aparecen registradas en el móvil

En cuanto al uso del teléfono móvil y a pesar de que el informe pericial del equipo que reconstruyó el accidente concluye que el conductor estaba utilizando el móvil al producirse el accidente, R.H.L., ha indicado que realizó una llamada antes de incorporarse a la calzada, tras lo que guardó el móvil y no volvió a utilizarlo hasta después del fatal desenlace para contarle a su jefe y a su pareja lo ocurrido. Las tres llamadas efectuadas por el conductor no aparecen registradas en su teléfono móvil pero si en el listado de la compañía telefónica por lo que se puede presuponer que fueron borradas, un hecho que él "no se lo explica", porque dice "no haber tocado nada".

"Me quedé en estado de shock, porque no sabía con que había golpeado el vehículo", ha manifestado ante la Sala tras asegurar que no se acercó a interesarse por las víctimas porque los conductores que pararon "no le dejaron". Previamente, el abogado de la acusación había hecho incapié en que los 105 segundos que duró la llamada coinciden con la distancia recorrida desde que cambio de rasante en el que ve a las víctimas, hasta que se produce el impacto, apenas unos 2 kilómetros: "Las vi antes de la residencia y las volví a ver en el momento del golpe, en ese trayecto iba pendiente de la circulación y no le presté atención", ha añadido R.H.L.

No obstante, ha asegurado que las llamadas, "que no se explica como no aparecen registradas" las realizó antes de incorporarse a la circulación y que "no frenó" hasta que vio que había pasado algo, tras lo que paró y salió del coche y se vuelven a producir las otras dos llamadas que tampoco están registradas en el terminal -la de su jefe y la segunda a su pareja-.

El conductor circulaba por fuera de la calzada y el atropello tuvo en el arcén, "en ningún caso en la calzada"

En el juicio también ha comparecido como testigo un conductor que transitaba por la vía y paró a interesarse por lo ocurrido, quien a pesar de no hablar con el conductor lo vio "muy nervioso" y sin parar de repetir "Lo que he hecho, lo que ha pasado", ha asegurado. Por su parte, los peritos, tras las pruebas realizadas han determinado que en base a ellas, el conductor circulaba por fuera de la calzada y el atropello tuvo lugar en el arcén, "en ningún caso en la calzada" por lo que se descarta la posibilidad de que hubiesen sido las señoras las que hubieran invadido el carril. "Todos los vestigios estaban en la calzada, que además tenía un arcén de gran dimensión". Un arcén que en ese tramo contaba con un quitamiedos, motivo porque las vecinas de Pedrosillo no pudieron salirse de la calzada. 

"Circulaba con las 4 ruedas por el arcén", ha manifestado tajante la agente de Madrid encargada de la prueba pericial, quien además ha descartado cualquier posibilidad de deslumbramiento. "Sin ningún género de dudas el atropello se produce en el arcén", ha añadido. En base a estos hechos, el Ministerio público pide para el acusado 3,5 años de prisión por tres delitos de homicidio imprudente por imprudencia grave, así como 5 años sin conducir, ya que el conductor iba a una velocidad anómala, según ha manifestado, inferior a la del uso de la vía ya que circulaba completamente por el arcén y no por la calzada, hablando por el teléfono móvil para que o le pasara nada a él, mientras que las señoras iban correctamente y sin invadir la carretera y que no pudieron escapar ya que debido a su edad no era viable saltar el quitamiedos. 

La acusación solicita una pena de 6 años de prisión y 9 de privación del permiso de conducir, mientras que el abogado de la defensa pide la libre absolución y una responsabilidad subsidiaria de 8 meses por cada homicidio. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído